Por: Fanny Tayver Marín.   9 septiembre
Marypaz llegó con su papá muy temprano al Morera Soto. Fotografía: Cortesía

Marypaz tiene seis años y vive a pocos kilómetros de Siquirres.

De su papá, Carlos Sánchez, ella heredó una gran pasión que confesó con timidez y entre risas: “Yo soy manuda desde la cuna”.

Y en el Día del Niño, la pequeña recibió el mejor regalo que le pudieron dar, porque su papá le cumplió el sueño de conocer el Estadio Alejandro Morera Soto.

“Siempre que puedo vengo al Morera y voy al Ebal Rodríguez. Ella siempre me dice: ‘¡Papi, por qué usted no me lleva al estadio, qué barbaridad con usted’ y a pesar de que el clima estaba un poquillo feo por allá, para agarrar un poquito de impulso, puse un tuit y no sabía que iba a tener tantas reacciones. Aprovechando que era el Día del Niño y que era un partido bonito contra Herediano, pensé en traerla, pero jamás pensé que tuviera tantas reacciones”, relató el papá de Marypaz.

Ver más!

En ese tuit, él dijo que hacía el viaje si su publicación llegaba a 50 ‘me gusta’ y para sorpresa de él, tuvo casi 300 y más de 40 retuits.

Pronto llegaron las respuestas, porque el director de prensa de la Liga, Ferlin Fuentes, le respondió que las entradas eran cortesía y Enio Cubillo le indicó que los llevara al palco de Turf Managers Specialists, desde donde Marypaz y don Carlos no perdieron detalle de ninguna jugada del partido en el que la Liga goleó 6-1 a Herediano.

Marypaz vio todo el partido entre Alajuelense y Herediano desde el palco de TMS. Foto: Cortesía

“De verdad que en estas cosas es donde se ve como la Liga Deportiva Alajuelense es el equipo de su gente, como lo reconocemos todos los liguistas. Todo se prestó para que ella cumpliera su sueño. Ella es muy liguista, brinca, pasa cantando las canciones de La Doce, salta y tenía esa espinita de que se daba cuenta de que venía al estadio y nunca la traía. Yo no vivo con ella y entonces tenía eso pendiente, de traerla y que disfrutara”, relató Sánchez.

Maripaz tuvo que despertarse a las 5 a. m. para trasladarse desde su casa hasta Alajuela.

Marypaz fue una de las primeras aficionadas en ingresar al Morera Soto para el partido entre Alajuelense y Herediano. Fotografía José Cordero

“A las 6:30 a. m. tomamos un autobús hasta San José y luego otro para llegar a Alajuela. Ella se acostó temprano para que pudiera madrugar porque es un poquito dormilona, pero si estaba muy ansiosa, ya era mucha insistencia de ella. Cuando entramos acá quedó como impactada y me dijo que el estadio era más grande de lo que pensaba”.

Marypaz esperaba con muchas ansias para conocer al León. Foto: Cortesía

Cuando él pasó por su hija, la encontró vestida con el uniforme más reciente que la Liga sacó a la venta y que fue diseñado por la afición, también cargaba una bandera y un león de peluche.

“En la zona donde vivimos cuesta mucho encontrar artículos del equipo. Este leoncito que ella trae es de los que salen en las maquinitas de monedas y lo quiere como que fuera su tesoro más preciado. Ella es bien liguista y la mamá me dice que qué barbaridad, que no la haga tan aficionada yo, pero es que a ella le gusta y ya lo trae. Salió más manuda que yo", comentó Salazar entre risas.

Ver más!

Maripaz estaba completamente realizada y cuando conoció al León el corazón se le aceleró y ver la reacción de ella es algo que a él como papá nunca se le olvidará.

“Tengo una gran satisfacción por traerla, más allá del marcador, porque no importa cómo quede el partido, yo ya gané porque la acogida que hemos tenido, el calor de la gente, es algo que uno no puede describir fácilmente. A veces hay que atreverse. A veces hay personas que quieren algo y no se atreven, pero siempre hay que intentarlo y yo como papá también pasé un gran Día del Niño. Esta experiencia ha sido indescriptible”, manifestó Salazar cuando faltaba hora y media para que comenzara el juego.

Marypaz emprendió el retorno a su casa con una gran satisfacción. Ya fue la primera vez al Morera Soto y espera que su papá la vuelva a llevar. Foto: Cortesía

Después del triunfo de la Liga, los dos volvieron a la casa, muy cerca de Siquirres.

La cara de satisfacción de ambos, evidenciaba que la pasaron muy bien en el Morera Soto.