Por: Daniel Jiménez.   13 abril

Saprissa tomó la mejor decisión: poner a jugar a Jonathan Moya aunque el futbolista firmara con Alajuelense hasta el 2020 como lo anunció este medio.

Lo importante es el equipo y si es un jugador que rinde en los entrenamientos y en los partidos, debe ser tomado en cuenta.

Ver más!

En esta historia ambos hicieron bien las cosas: la Liga le comunicó desde enero a Juan Carlos Rojas, jerarca morado, sobre el interés en Moya y la S también ofertó. Al final, el jugador le hizo ver a la dirigencia tibaseña que no renovaría porque ya había tomado una decisión.

Otro aspecto positivo es que Moya por fin se dio su lugar. Mostró su valía y a partir del próximo torneo buscará estabilidad como rojinegro.

En sus casi nueve años en el club, Moya jugó más a préstamo que en la institución, por eso llegó el momento de darse su sitio y poner en perspectiva lo que quiere para su futuro.

Jonathan Moya le marcó a Alajuelense en el Morera Soto en el pasado clásico nacional. Fotografía: Diana Méndez

El atacante disputó 98 partidos en cinco clubes mientras fue cedido a préstamo; en su “casa” jugó 69 encuentros.

En la vida hay que tomar decisiones y en esta ocasión Jonathan fue justo. Fue ninguneado por los morados que siempre buscaron traer centrodelanteros, lo enviaron a préstamo tanto a nivel nacional como internacional y pues bueno, en el Monstruo no podían pretender que el jugador se quedara ahí de manos cruzadas toda su vida.

Una buena oferta tienta a cualquiera y por esta razón es que Moya decidió estampar su firma con los rojinegros.

Aquí el reconocimiento también es para Saprissa, porque el cuerpo técnico utiliza al jugador en relación con las necesidades para herir al rival.

No lo congeló y mientras continúe con sus actuaciones se mantendrá en el once estelar esté quien esté.

Tabla de posiciones jornada 20.