Bienestar

Pacientes con incontinencia urinaria no acuden a la consulta por temor y vergüenza

Especialistas hacen llamado a la población para acudir al médico y darse cuenta que puede tratarse sin necesidad de cirugía

¿Siente que cuando hace un esfuerzo físico como toser, saltar o reír se escapa la orina al punto de tener que cambiarse de ropa? Si la respuesta es positiva podría tratarse de incontinencia urinaria, cuyo impacto afecta la calidad de vida de quien la sufre.

Para que el paciente se recupere con éxito es necesario que acuda a la consulta médica y corregir el problema sin necesariamente tener que someterse a una cirugía. Sin embargo, la realidad es que por miedo, desconocimiento o vergüenza prefieren permanecer en silencio.

La incontinencia urinaria no es considerada una enfermedad sino un síntoma porque puede ser causado por males de fondo o problemas físicos. De ahí la importancia de una evaluación médica para determinar el origen.

Hilda Garnier, médico general de SERVISALUD, asegura que ninguna pérdida de orina es normal y que con el paso del tiempo la persona puede incluso perder grandes cantidades de orina diaria.

Dicha situación provoca gran trastorno para el paciente al punto de condicionar viajes, actividades deportivas; así como mantener relaciones sexuales o reuniones de amigos.

Asimismo, la Dra. Garnier señala que de no recibir atención médica la persona puede presentar lesiones mayores, por ejemplo, que la vejiga empieza a salir por la vagina y hasta existe el riesgo de que se ulcere. Sin dejar de mencionar la afectación psicológica del paciente.

No siempre se requiere cirugía

Existen tratamientos eficaces siendo la rehabilitación del suelo pélvico y el uso de fármacos, por lo general los pasos hacia la recuperación. Sin embargo, es importante siempre la valoración clínica para identificar la mejor opción.

“Con un abordaje integral poco riesgoso e invasivo logramos mediante la fisioterapia buenos resultados siempre con el trabajo y compromiso del paciente”, señala la Dra. Hernández, fisioterapeuta de SERVISALUD.

Hernández, agrega que para dar respuesta al paciente se aplica en la consulta de SERVISALUD radiofrecuencia de última generación llamada CapEnergía, la cual mejora considerablemente la incontinencia urinaria a corto y largo plazo. Adicionalmente, la aplicación de la toxina botulínica conocida popularmente como bótox también ha dado buenos resultados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la incontinencia urinaria como una de las siete causas médicas que requieren mayor atención sanitaria.

Datos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) revelan que fueron atendidos un total de 1047 pacientes por incontinencia urinaria, en el servicio de hospitalización desde el 2019 hasta febrero del 2021.

“La experiencia en SERVISALUD revela que los pacientes llegan por dolencias ajenas a la incontinencia urinaria. Sin embargo, por el estudio clínico se descubre que lo padecen aún sin saberlo” señala Milena Hernández Sterling, fisioterapeuta de dicho centro médico.

Hernández afirma que ha detectado este año, en su consulta, cuatro pacientes con síntomas de incontinencia urinaria. Sin embargo, ninguno de ellos fue tratado antes por desconocimiento y temor.

Tanto Hernández como Oscar González, ginecólogo de SERVISALUD, señalan que la pérdida de gotas de orina de forma involuntaria sucede por diversos factores que debilitan la vejiga y sucede con mayor frecuencia entre mujeres.

¿Qué provoca la incontinencia urinaria? Según el Dr. González las causas son variadas, entre ellas cirugías, traumatismo pélvico post parto, estreñimiento u obesidad.

Fuentes: Hilda Garnier, médico general; Milena Hernández Sterling, fisioterapeuta y Oscar González, ginecólogo de SERVISALUD (tel.: 2257- 5500, WhatsApp 8355-2763).

Neyssa Calvo

Neyssa Calvo

Es bachiller en Relaciones Públicas y egresada de la carrera de Periodismo de la Universidad Autónoma de Centroamérica (UACA).