Bienestar

Organizaciones costarricenses claman por disminuir los límites de velocidad en las ciudades

La Organización de las Naciones Unidas promueve la Campaña “Calles Para la Vida” que exhorta a los gobiernos nacionales, municipales el establecimiento de límites de velocidad de 30 kilómetros por hora en las ciudades, con el objetivo de disminuir las fatalidades consecuencia de los siniestros de tránsito en las vialidades

El Automóvil Club de Costa Rica (ACCR), COSEVI/MOPT, el Despacho de la Primera Dama de la República, la Municipalidad de Curridabat y las agrupaciones ciudadanas Aconvivir y ChepeCletas, entre otras organizaciones, impulsan la campaña “Calles Para la Vida”, una iniciativa internacional que solicita a las autoridades de gobierno establecer límites de velocidad de 30  kilómetros por hora (KPH) en las ciudades con el fin de disminuir el impacto de los accidentes de tránsito en la población.

Calles Para la Vida es una iniciativa de la Organización de las  Naciones Unidas con el apoyo de la Fundación de la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Está basada en la Declaración de Estocolmo de 2020 que se centra en promover un límite de velocidad máximo de 30 km/h en las calles urbanas donde transitan con frecuencia usuarios vulnerables de la carretera (como peatones y ciclistas), junto a los vehículos motorizados.

“Iniciativas como Calles Para la Vida, sensibilizan a la población acerca de la importancia de tener calles más seguras para todos: conductores, peatones y ciclistas. Queremos que las personas comprendan como un cambio en la velocidad en las ciudades impacta directamente no solo en la disminución de accidentes de tránsito, sino que mejoran la calidad de vida de las personas, pues se mejora la calidad del aire, sin aumentar el tiempo que se toma ir de un punto a otro. El establecimiento de zonas 30 en nuestro país deber ser una conversación necesaria y urgente  entre los usuarios y las autoridades de gobierno”, explicó Daniel Coen, presidente del ACCR.

Para un peatón o un ciclista, el riesgo de fallecer o de sufrir traumatismos graves en caso de que se produzca un siniestro se incrementa exponencialmente cuando el vehículo implicado circula a velocidades superiores a los 30 KPH. Por este motivo, las personas que participan en esta campaña “aman los 30”, en referencia a los 30 KPH. Ese límite puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte.

Calles Para la Vida reúne a quienes luchan por unas calles más transitables, más seguras y más respetuosas con el medio ambiente, y por los derechos fundamentales de los niños, incluido el derecho a contar con entornos donde puedan moverse y disfrutar con seguridad.

Apoye la iniciativa

Existen diferentes maneras de sumarse al activismo de Calles para la vida, una de ellas es firmando la carta abierta en el sitio web www.unroadsafetyweek.org, en la cual las personas le piden a las autoridades de cada país tomar acción sobre la disminución de los límites de velocidad en las ciudades.

Además este sábado 22 de mayo se realizará una recolección de firmas en el marco de la feria del agricultor en Curridabat, de 7 a.m. a 12 mediodía. El propósito de la misma es que los vecinos le soliciten a su ayuntamiento el establecimiento de zonas 30 km/h en su comunidad.

La recolección de firmas durante la feria del agricultor se realizará respetando todos las medidas de higiene y distanciamiento social necesarias en el contexto actual algunas de ellas serán: desinfección constante del stand, cada firmante recibirá un lapicero que podrá conservar, además como parte de la misma habrá un photo booth donde las personas podrán tomarse fotos para manifestar su apoyo a la campaña.

Mónica Morales

Mónica Morales

Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva, con énfasis en periodismo, de la Universidad de Costa Rica y de la maestría de Administración de Medios de Comunicación de la UNED.