Bienestar

Le damos razones extra para comer pistachos

Son una fuente importante de calcio, hierro, potasio y magnesio y están entre los frutos secos que contienen mayor porcentaje de fibra

Los pistachos ofrecen propiedades comprobadas tanto para el sistema nervioso, el circulatorio como el inmunitario. Consumirlos pueden ayudarnos a evitar problemas cardíacos porque son ricos en fitoesteroles, que colaboran para mantener el colesterol en los niveles recomendados.

También son favorables para regular el azúcar en sangre al reducir los niveles de glucosa. Son también una fuente importante de hierro, potasio, magnesio y calcio. Y están entre los frutos secos que contienen mayor porcentaje de fibra.

¿Un plus? Son ricos en vitaminas (una alta cantidad de vitaminas B6 y E) y minerales (magnesio, hierro, calcio, zinc, potasio y fósforo), además de aportar proteínas vegetales. Integran el grupo de alimentos que colaboran para el descanso y el sueño, gracias al bajo índice glucémico.

Según la nutricionista Liliana Grimberg, el causante se relaciona a las variaciones de glucosa en nuestra sangre de acuerdo al alimento ingerido: a mayor cantidad de ingesta alimenticia, mayor contenido de azúcar y, por eso, más cansancio. Por eso, aconseja consumir alimentos que elevan lentamente el azúcar en sangre, entre los que se encuentran los frutos secos como, por ejemplo, los pistachos.

Aunque solemos usarlos como ingredientes de nuestras preparaciones, los pistachos crudos ofrecen distintas propiedades y la proporción equilibrada de nutrientes que contiene es una de las más importantes.

Composición de los pistachos

  • 20% de proteínas vegetales
  • 28% de hidratos de carbono
  • 10% de fibra
  • 45% son grasas (de ellas, más de la mitad es monoinsaturado ácido oleico, beneficioso para el corazón)
  • Presentan una alta cantidad de vitaminas B6 y E, además de magnesio, hierro, calcio, zinc, potasio y fósforo.

Receta: Galletas de pistachos y avena

Ingredientes:

  • 3 claras de huevo
  • 150 g de azúcar
  • 2 cditas. de esencia de vainilla
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 250 g de pistachos molidos
  • 180 g de avena molida libre de gluten
  • Para decorar: azúcar molida (en polvo)

Preparación:

1. Bata las claras de huevo en una batidora a velocidad media-alta junto con el azúcar, poco a poco, hasta llegar a punto de nieve.

2. Añada a las claras, las dos cucharaditas de esencia de vainilla y la pizca de nuez moscada.

3. Incorpore los pistachos y la avena. Con una espátula, mezcle con movimientos envolventes, lentamente, hasta formar una masa uniforme. Tenga cuidado de que no desinflen demasiado las claras.

4. Con la ayuda de su mano, forme bolitas y póngalas en una bandeja con papel encerado. Deje al menos 4 cm de distancia entre cada una. Ponga algunos pistachos enteros sobre estas bolitas.

5. Hornee por 15 minutos a 350 °F (175 ºC) o hasta que se vean doradas.

6. Deje enfriar hasta que tomen una consistencia sólida.

7. Decore con el azúcar molida y disfrute.