Bienestar

Consejos para los primeros días de una mascota en casa

Los primeros días y meses son cruciales para su desarrollo y adaptación, por lo que es importante tener presente algunos aspectos para que las mascotas puedan mantener una buena calidad de vida

Desde el primer día que llega una mascota a nuestros hogares, se convierte en parte de nuestras familias, viene a brindar compañía, alegría e incluso amor a nuestras vidas.

“Al llegar una mascota a casa, por lo general tienen entre mes y medio y dos meses de vida. Para esta edad debe haber iniciado su protocolo de desparasitaciones, el cual inicia a los 15 días de nacidos, la desparasitación debemos repetirla una vez cada 15 días durante los primeros tres meses de vida, luego la realizaremos una vez al mes hasta alcanzar los 6 meses de edad y luego se realizará cada 3 meses por el resto de su vida”, señaló Santiago Quesada Sánchez, Veterinario de Almacenes AV.

Las primeras vacunas

Otro punto a considerar en los primeros meses de vida de nuestra mascota son los protocolos de vacunación. En los caninos se inician entre el mes y medio y los dos meses, en este momento lo más recomendable es utilizar una vacuna puppy.

El protocolo continuará entre 22 y 30 días después con una vacuna puppy de refuerzo, luego se debe esperar el mismo lapso de tiempo para aplicar la vacuna múltiple o quíntuple, la cual deberá repetirse a los 30 días, luego se aplica una dosis de vacuna contra rabia.

En el caso de los felinos el protocolo de vacunas inicia con una vacuna triple felina al mes y medio y se refuerza en 30 días, luego se aplica leucemia felina y se repite a los 30 días y por último se aplica una vacuna contra la rabia.

En el caso de perros adoptados en los que no contamos con historia de vacunaciones, lo ideal es iniciar con una vacuna múltiple, reforzar cada mes y aplicar la vacuna contra la rabia. Si se trata de un gato adoptado, podemos aplicar una dosis de vacuna triple felina y una de leucemia felina, repetimos al mes y aplicamos la vacuna contra la rabia.

En todos los casos las vacunaciones se deben repetir anualmente, y no importa si las mascotas son geriátricas, siempre se deben vacunar a menos que exista una contraindicación por parte de su médico veterinario.

“Estos protocolos varían dependiendo del médico veterinario, edad de inicio del protocolo, raza y estado del animal. Debemos resaltar la importancia de que la vacunación la realice un médico veterinario, ya que, aunque las vacunas son de venta libre, lo que quiere decir que cualquier persona puede comprarla, lo ideal es que se realice un EOG (examen objetivo general) antes de vacunar para estar completamente seguros que dicha mascota está libre de enfermedades y que es candidato para la vacuna”, señaló Santiago Quesada.

Alimentación y ejercicio según su edad

En cuanto a la alimentación es importante que a los cachorros se les suministre un alimento con alto porcentaje de proteína, de manera que cuenten con los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse en todo su potencial, este se debe mantener hasta el año o año y medio dependiendo de la raza.

Un aspecto muy importante en la vida de las mascotas es su actividad física, en el caso de los perros es recomendable sacarlos a caminar al menos una vez al día, el tiempo y la distancia de ese paseo lo va a determinar la raza del animal, ya que hay razas que necesitan mucho más ejercicio que otras.

En el caso de los gatos es importante crear un ambiente enriquecido para ellos, lo que significa colocarles rascadores, túneles de juegos, repisas, cajas vacías, de manera que ellos puedan jugar, esconderse y liberar energía.

Es recomendable que utilicen juguetes adecuados para ellos, para que no corran riesgo de tragarselos o lastimarse durante el juego. En el mercado existen muchos tipos de juguetes, de los más variados tamaños, formas y precios, lo importante es ponerlos a hacer ejercicio y que liberen energía.

La castración

Es de suma importancia también pensar en si se va a castrar o no la mascota. En el caso de las hembras van a disminuir considerablemente la probabilidad de llegar a presentar tumores de mama, no van a sufrir de tumores ováricos o uterinos y tienen menor riesgo de presentar infecciones uterinas.

En el caso de los machos se evita el marcaje con orina y se disminuye la presentación de problemas prostáticos.

En fin, siempre se debe analizar bien todos los cuidados y responsabilidades que implica tener una mascota antes de adquirirla o adoptarla, y si ya se tiene, hacer consciencia si se le están dando todos los cuidados necesarios para que vivan con calidad y dignidad.

Mónica Morales

Mónica Morales

Graduada en Ciencias de la Comunicación Colectiva, con énfasis en periodismo, de la Universidad de Costa Rica y de la maestría de Administración de Medios de Comunicación de la UNED.