LO ÚLTIMO

Opinión: Claudio Ciccia y Pablo Gabas 

Ambos hablan con propiedad, analizan con la seguridad de quien conoce la materia, argumentan con fundamento, orientan con claridad sobre aspectos tácticos, ayudan a entender los planteamientos y sistemas de juego de los equipos, interpretan el sentido de los cambios de jugadores a lo largo de los 90 minutos, señalan fortalezas y debilidades con conocimiento de causa y aportan información y criterios pertinentes.

¡Cuánto duele una goleada! 

Por más que busqué y rebusqué en mi memoria futbolística el día, mes y año en que el Club Sport Herediano le anotó seis goles al Deportivo Saprissa en un partido, no encontré ninguno de esos datos.

Opinión: El hombre de las marionetas 

Un día sí y otro también este ingeniero especialista en caminos, canales y puertos exhibe lo poco que le importan la dignidad, autoestima, nobleza, lealtad, esfuerzo, compromiso, sueños y metas de los profesionales deportivos que contrata para el club merengue.

Quiere llamarse Fútbol 

Es por eso que ese niño de la calle quiere cambiarse el nombre, llamarse Fútbol. Porque Fútbol sí es importante, amado, adorado, apreciado, respetado, valorado, tomado en cuenta, consentido.

Opinión: Futbolistas regalones 

¡El famoso Colacho se queda corto, en materia de regalos, a la par de nuestros jugadores del campeonato de la Primera División! No podría ser de otra manera ya que ese personaje barbudo y gordinflón reparte presentes única y exclusivamente cada 25 de diciembre, en tanto que los futbolistas lo hacen todo el año, durante los torneos de apertura y clausura.

Opinión: Quizá lo suyo no sea el fútbol 

A lo mejor se la pasa los 90 minutos del partido, más el tiempo de reposición, en busca de oportunidades para exhibir sus habilidades histriónicas. Así, apenas siente el roce de un contrario se arroja al césped, da varias vueltas y se retuerce como una lombriz de tierra con la intención de que le muestren una tarjeta roja, o al menos una amarilla, a quien acaba de marcarlo limpiamente.

Opinión: Creen que pueden jugar con él... 

Abundan los jugadores que tienen la osadía de pasarle el balón entre las piernas, sacarlo de balance con una finta, bailarlo al grito de ole que se escucha desde las tribunas, marearlo con jugadas de pared, esconderle la bola, descontrolarlo con pases de taquito, hacerle el sombrero, engañarlo con una vaselina, sorprenderlo con una bicicleta.

Opinión: El gusto de dar pelota... 

Por eso, porque lo hemos practicado a nuestra manera, gozado, reído y llorado, es que el fútbol nos apasiona, seduce y enloquece a lo largo de un mes cada cuatro años. También por eso es que nos duele, aunque aparentemos lo contrario, que la Copa Mundial llegue a su final.

Opinión: Mi figura favorita del Mundial 

Lo digo no solo porque ejerció la docencia en las aulas de educación primaria de su país, sino también porque ha demostrado con creces ser un formador, guía, pedagogo y mentor en la escuela con piso de gramilla y en donde los recreos más felices se llaman gol.

Opinión: ¿Qué celebramos los ticos? 

Celebramos que en la Copa Mundial Rusia 2018 la Sele, “el equipo de todos”, no quedó en el último lugar. ¡Nos salvamos de no hacer el ridículo ocupando la posición número 32! Toda una proeza deportiva formar parte del grupo de los menos malos; a la hora en que escribí esta columna ayer, Costa Rica se encontraba en la honrosa casilla 28 (por encima de Egipto, Polonia, Túnez y Panamá).

Cargar más
LO MÁS LEIDO