24 julio, 2011

Así como algunos investigadores han señalado a la bacteria Helicobacter pylori como causante de cáncer en el estómago, otros le han atribuido participación como protector contra algunas alergias y asma en los niños. Hace unos años, se publicaron investigaciones que señalaban a las malas hierbas que crecen alrededor de plantas cultivadas, como responsables de mantener la homeostasis, es decir, el equilibrio que genera salud, en dichas plantas cultivadas. En un país de América del Sur, cuando se celebraban 12 años de haber erradicado a un microbio que produce ceguera y ese éxito se publicaba una y otra vez' apareció uno de los mayores brotes, debidos al mismo microbio, en el mismo país.

Surgen, entonces, las preguntas: ¿Cuándo matamos con antibióticos al microbio y cuándo observamos su comportamiento? ¿Cuándo aniquilamos con yerbicidas a las “malas hierbas” y cuándo las respetamos? ¿Cómo es que un microbio “erradicado” vuelve a aparecer?

La respuesta a estas y muchas otras preguntas semejantes es que la naturaleza mantiene un equilibrio interno que todavía no comprendemos. Y que todas las especies estamos unidas, en ese equilibrio, como eslabones de una sola cadena alimentaria.

Envíe sus consultas a justadosis@nacion.com