2 diciembre, 2011

Ciudad Quesada.- El Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) clausuró el martes, por tiempo indefinido, una carnicería en la comunidad de Florencia, cantón de San Carlos, pues funcionaba en condiciones insalubres.

La medida la anunció el veterinario Eliut Herrera, director regional de esa dependencia del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

El funcionario reveló que las instalaciones están en pésimas condiciones por falta de mantenimiento, al igual que los equipos de refrigeración y los que se utilizan para cortar carne.

“Pero lo más delicado es que mis subalternos encontraron ratas y cucarachas debajo de esos equipos, lo que representa un grave peligro de contaminación”, declaró.

“La orina y heces de las ratas transmiten leptospirosis, bacterias que puede producir la muerte de un ser humano. Ante tal situación, se procedió a decomisar todos los 400 kilos de carne que había en el establecimiento”, agregó.

El producto fue destruido en el relleno sanitario de la Municipalidad de San Carlos, situado en San Luis de Florencia.

Deficiencias. Herrera enfatizó que en el establecimiento comercial no se estaban aplicando adecuadas prácticas de manipulación y en tales condiciones la carnicería no podía seguir operando.

“Por ese motivo la cerramos en el acto y al dueño le comunicamos que no la podrá reabrir hasta tanto no remodele el local y mejore los equipos”.

El jefe de Senasa para San Carlos, Los Chiles, Guatuso, Upala y Sarapiquí informó de que este año han decomisado 3.500 kilos de carne, más una cantidad no especificada de quesos.

“Lamentablemente –dijo–, algunos dueños de expendios de carne se niegan a cumplir con las disposiciones sanitarias fijadas por Senasa. El problema es que no le dan importancia a la conveniencia de trabajar a derecho y entonces Senasa debe proceder contra ellos”, manifestó Herrera.