Por: Luis Edo. Díaz 3 enero, 2013

San José (Redacción). El Ministerio de Salud ya presentó una orden sanitaria a los administradores del redondel de Zapote para que disminuyan el ruido durante las corridas de toros, pues mediciones hechas en el sitio demostraron que hay contaminación sónica.

Catalina Umaña, de Salud, confirmó la medida.

Según ella, las mediciones de anoche superaron en 10 decibeles lo permitido, que son 55.

La orden sanitaria no implica el cierre del redondel, pero de haber reincidencia Salud podría clausurarlo, informó la funcionaria.

Fue la queja de un vecino lo que alertó a Salud de que el ruido desde la plaza de toros era excesivo.

Por otra parte, ayer fue cerrado de manera definitiva uno de los chinamos de comida por reincidencia de contaminación fecal. El resto de los locales han superado la prueba.

Los festejos populares de San José terminan este domingo.