6 enero, 2013

‘‘ Lo bueno: Tengo cuatro años de andar en moto y le veo muchas cosas buenas: el ahorro de combustible y de tiempo, el ahorro de espacio en un parqueo, y, sobre todo, lo bueno de esa sensación de libertad que no se compara con nada: sentir el viento y el sol en el cuerpo...”

Lo malo: “Los días de lluvia, las caídas, el costo del marchamo, la desconsideración de otros choferes y lo expuesto a un asalto que puede estar una persona que ande en moto.’’

Próximo domingo: Lo bueno y lo malo de vivir en el centro de San José