Por: Aarón Sequeira 22 marzo, 2013

El presidente de la Asamblea Legislativa, Víctor Emilio Granados, viajó “de emergencia” al Vaticano para asistir a la misa de investidura como sumo pontífice del argentino Jorge Mario Bergoglio, el pasado martes.

El viaje fue autorizado en una reunión extraordinaria del Directorio del Congreso celebrada el pasado viernes al mediodía, en la cual se aprobó un acuerdo para que los gastos en que incurriera el diputado del Partido Accesibilidad Sin Exclusión le sean cubiertos en su totalidad, cuando los liquide.

Así lo explicó el director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales, quien explicó que ese día se conoció una nota enviada desde la Presidencia de la República, que invitó a Granados a tomar parte en la comitiva oficial que viajó a Roma.

“Hay varios artículos del Reglamento de Viajes de la Contraloría General de la República que lo facultan a él para hacerlo en casos de emergencia”, dijo Ayales.

El director ejecutivo del Congreso reconoció que la reunión del Directorio legislativo fue también un “caso de emergencia”, pues, agregó, no es usual sesionar un viernes al mediodía.

El ministro de Comunicación, Francisco Chacón, dijo que a Granados lo invitó la presidenta, Laura Chinchilla, pues “queríamos una representación de alto nivel”.

“Los gastos corresponden a la institución que él representa”, añadió anoche el ministro.

Anoche se intentó hablar con Granados, luego de su arribo, pero, al cierre de edición seguía en reuniones, dijo un colaborador suyo.