Luis Edo. Díaz. 4 octubre, 2011

Follow @luisdiazcr San José (Redacción). La presidenta de la República, Laura Chinchilla,  recibió hoy el informe de recomendaciones de la Comisión de Notables de la CCSS para la salida de la crisis y expresó su "apoyo a la presidenta Ejecutiva en la aplicación de las medidas que ya están teniendo lugar, especialmente en la solicitud de renuncia de los cuadros gerenciales de la institución".

La mandataria fue visitada hoy por los cuatro integrantes del grupo que analizó, y propuso, medidas de cómo la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) puede enfrentar y superar la crisis financiera y de gestión.

Hace dos semanas la Junta Directiva de la Caja pidió a sus seis gerentes la renuncia, pero a la fecha solo la jerarca de Infraestructura y Tecnologías, Gabriela Murillo Jenkins, ha acatado el pedido.

La Caja decidirá finalmente el futuro de sus gerentes a más tardar el día 13 de este mes.

La Comisión de Notables dijo ayer que si la entidad quiere corregir el rumbo del modelo de salud debe prescindir de sus gerentes y directores de área, así como redifinir las direcciones médicas de los hospitales.

Por otra parte, Chinchilla emitió una directriz para "integrar un equipo un equipo de trabajo conformado por representantes de las siguientes carteras ministeriales: Salud, Mideplan, Hacienda y Trabajo, quienes con un representante de la CCSS acordarán el grado de aceptación de las recomendaciones y  la planificar de su ejecución".

Ese grupo deberá presentar 12 de octubre "un detalle de las acciones a ejecutar, con el respectivo cronograma de implementación, responsables y recursos requeridos".

El informe de los Notables da 81 recomendaciones que abordan temas como el cambio de altos mandos en la Caja, la congelación de nuevas plazas, creación de gerencias hospitalarias y mejora en la estimación de presupuestos con base en ingresos reales y no proyectados.

Las reacciones respecto al documento también han llegado desde la Asamblea Legislativa, en donde un grupo de diputados ya prepara una moción para que la Caja acate las recomendaciones y además les brinde un cronograma que establezca no solo el tiempo de ejecución de todas la medidas, sino también el responsable de cada una de ellas, mismo que solicitó la Presidenta.