.  10 junio, 2010

Para Jeannette Durán, de la unidad de iniciativas tecnológicas de la Fundación Paniamor, el problema no es solo que existan sitios que exponen a abusos a los menores de edad, sino la falta de educación, tanto de ellos como de los padres, sobre cómo utilizar las nuevas tecnologías.

Por eso, antes de instalar filtros de seguridad, para Durán es elemental que los progenitores conozcan los hábitos de navegación por Internet de sus hijos y se interesen sinceramente en su actividad en línea.

También recomienda tener la computadora en una zona común del hogar y acordar un horario para utilizarla.

Bloqueos y filtros. En el caso del sistema operativo Windows, de Microsoft, existe la posibilidad de configurar el “control parental”. Para ello, usted debe ir a “Inicio”, luego “Panel de control”, luego “Cuentas de usuario” y luego “Activar control parental”.

Tras solicitar su activación, usted podrá restringir los sitios que otros usuarios pueden visitar, limitar la cantidad de tiempo y el horario en que se puede utilizar la computadora, controlar el acceso a juegos y aprobar o prohibir la utilización de programas específicos, entre otras funciones.

En las páginas de los buscadores de Internet como Google y Bing, usted puede adaptar las preferencias para prohibir que, después de una búsqueda, aparezcan resultados que incluyan pornografía, contenido sexual explícito, improperios u otro tipo de contenido de incitación al odio. Las preferencias para Bing se modifican en el sitio web http://www.bing.com/preferences.aspx/ y para Google se hace en http://www.google.com/preferences/