Un tercio de los casos estadounidenses de esta enfermedad en la tercera edad pudo haber sido evitado

 14 abril, 2013

San José (Redacción). Los jóvenes que están fuera de su peso saludable son doblemente propensos a tener una enfermedad crónica en los riñones al cumplir los 60 años, reveló un estudio publicado en el Journal of the American Society of Nephrology (JASN) .

“Los cuerpos con forma de manzana, esos donde la circunferencia de la cintura es mayor que la de la cadera, han sido relacionados con una enfermedad crónica renal ”, sostienen los investigadores, quienes consideran que más de un tercio de los casos estadounidenses de esta enfermedad en edades de los 60 a 64 años pudieron haber sido evitados.

Para llegar a estos resultados, se analizaron los datos de 4.584 participantes, a quienes se les calculó el índice de masa corporal (IMC), que es un indicador para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos , a sus 20, 26, 36, 43, 53, 60, 61, 62, 63 y 64 años.

Aún no está clara si es el momento en el que se alcanza el sobrepeso o su duración lo que ocasiona la enfermedad renal .

“Sea cual sea la explicación, resulta necesario prevenir el sobrepeso. Hacerlo tendría mayor efecto que cualquier tratamiento existente a la fecha para enfermedad crónica de los riñones (CKD, por sus siglas en inglés)”, aseguran.