26 octubre, 1997

El gobierno de Hong Kong dijo esta semana que se pueden exhibir en la ex colonia británica dos películas nuevas de Hollywood sobre el Tíbet que han provocado el enfado de Beijing.

"No hay nada en las leyes existentes que impida la exhibición de estas películas en Hong Kong", declaró a la prensa el secretario de Cultura, Brian Chow.

Algunos distribuidores de películas en Hong Kong, temerosos por molestar a China, dijeron que no mostrarían las nuevas películas de Hollywood sobre el Tíbet y su líder espiritual, el Dalai Lama.

China no ha ocultado su disgusto por las nuevas cintas sobre el Dalai Lama, quien se exilió en la India en 1959 cuando el ejército Chino suprimió una rebelión en el Tíbet.

El reciente estreno de Hollywood, Seven Years in Tibet (Siete años en el Tíbet), en la que el actor Brad Pitt encarna a un montañista austríaco que encuentra una renovación espiritual después de conocer al Dalai Lama, ha causado los temores de China de un resurgimiento del movimiento independentista tibetano.

La otra cinta, Kundun, dirigida por Martin Scorsese para la casa cinematográfica Walt Disney, se basa en una biografía autorizada del Dalai Lama. Su estreno en Estados Unidos está previsto para fines de diciembre.

El gobierno chino amenazó a Disney con represalias comerciales si no da marcha atrás con el estreno de la película, pero Disney sigue firme en sus planes.

Hong Kong paso a dominio de China en julio tras 156 años como colonia británica.