El agro celebra hoy su día con síntomas de menor crecimiento

Encuesta Continua de Empleo indica que genera, en promedio, unas 240.000 plazas

El sector agropecuario nacional celebra hoy el Día del Agricultor aquejado por una desaceleración en el ritmo de su crecimiento, que se inició desde agosto del 2012.

Así lo revela el índice mensual de actividad económica (IMAE) que calcula el Banco Central.

El agro comenzó a caer de un ritmo del 4,01% interanual (compara el mes con el mismo del año anterior), en agosto del 2012, hasta llegar a un 1,69% en marzo pasado.

Ese comportamiento es opuesto al del índice general, que en marzo se recuperó a un 4,27%.

La contribución de la producción primaria del sector agropecuario fue de un 8,8% del producto interno bruto (PIB) del país en el 2012. Si se considera la agroindustria, ese aporte llega al 14%.

Además, se presentó una ligera baja en la cantidad de trabajadores, pues cayó de 258.703 plazas en el primer trimestre del 2012 a 243.390 en el cuarto trimestre de ese año (en promedio empleó a 240.000 personas), según la Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Se mantiene, empero, como el segundo generador de empleo, después del comercio y los servicios (1.388.687 puestos). La industria manufacturera tiene 192.553.

Las exportaciones, en cambio, siguen al alza. En el 2009, el agro envió productos al exterior por un valor de $1.823 millones, cifra que subió a $2.510 millones en el 2012, según las cifras de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer).

La Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria, que pertenece al Ministerio de Agricultura y Ganadería, indica que el volumen de la producción agropecuaria crece muy poco. En el 2012 fue de un 3,5%, mayor al 1,7% del 2011 pero menor al 5,1% del producto interno bruto de Costa Rica.

La indefinición de políticas acerca de muchos subsectores, la falta de apoyo en servicios e infraestructura y un declive en la demanda de algunos mercados internacionales, son señalados por representantes de varios sectores como motivos de la desaceleración.

Armas para trabajar. El exministro del MAG, Juan Rafael Lizano, advirtió de que el empresario agrícola no necesita ayudas directas, sino un Estado ágil y rápido en toda la tramitomanía. Las asistencias solo serían para los sectores más pequeños y más vulnerables, opinó.

Alberto Trejos, exministro de Comercio Exterior (Comex), dijo que el Estado debe intervenir en infraestructura, en servicios, en tecnología, en conservación ambiental y en encadenamientos. “No se trata –dijo– de aumentar precios, aplicar aranceles protectores o perdonar créditos... eso solo sirve para que los grandes usen a los chiquitos para justificar la política y luego se lleven la tajada más grande.

Lizano y Trejos coincidieron en que hay subgrupos agrícolas más golpeados, como el de granos básicos.

El diputado del Partido Acción Ciudadana, Jorge Gamboa, llamó a fortalecer las entidades públicas del sector, a mejorar la comercialización y al acceso al crédito.

Marvin Barquero

Marvin Barquero

Periodista en la sección de Economía. Realizó sus estudios de Comunicación en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre temas de producción y de comercio exterior.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.