11 junio, 2013

Nueva York. EFE. Wall Street arrancó ayer la semana con una jornada descafeinada y sin grandes noticias macroeconómicas, que concluyó con un cierre mixto después de que la agencia Standard & Poor’s diera un espaldarazo a la economía de Estados Unidos.

La principal referencia del parqué neoyorquino, el Dow Jones, se debatió entre las pérdidas y las ganancias desde el arranque de una sesión sin grandes sobresaltos y que concluyó con un mínimo descenso del 0,06%. Los mismos pasos siguió el índice selectivo S & P 500, que al toque de la campana final se dejó un ínfimo 0,03%, mientras que el tecnológico Nasdaq avanzó en la jornada el 0,13%.