Archivo

Denuncian importación ilícita de 28 delfines desde Islas Salomón

Cancún (México), 22 jul (EFE).- Grupos conservacionistas mexicanos denunciaron hoy la importación ilícita de 28 delfines procedentes de las Islas Salomón que llegaron a Cancún anoche para ser utilizados en parques recreativos.

La presidenta nacional de la Asociación de Conservación de Mamíferos Marinos, Yolanda Alanís Pasini, manifestó que el caso viola de forma flagrante tratados internacionales y nacionales que protegen a las especies nativas, como la Convención Internacional de Comercio de Especies en Peligro de Extinción (CITES).

Los delfines fueron embarcados desde las Islas Salomón, cerca de Australia, y llegaron a Cancún, en el Caribe mexicano, en treinta contenedores a bordo de un avión de la compañía brasileña Brasmext.

"Se esperaba originalmente la llegada de 32, pero a última hora se informó que sólo llegarían 28, lo que hace suponer que los otros cuatro cetáceos murieron" antes de llegar a su destino final, el Parque Nizuc, indicó.

La presidenta del Grupo Ecologista del Mayab, Aracely Domínguez, denunció que los permisos concedidos son ilegales y recordó que el Parque Marino Nacional Punta Nizuc-Cancún-Isla Mujeres, donde está el parque acuático, tiene reglas que prohíben la explotación comercial de delfines.

En Australia, país próximo a las Islas Salomón, los grupos ecologistas se han movilizado contra la venta de al parecer un total de doscientos delfines a México y ha habido enfrentamientos con la empresa exportadora.

También ha protestado por los hechos la organización ecologista Greenpeace, cuyo portavoz, Benjamín White, criticó a las autoridades de esta ciudad.

"Hoy Cancún está en los ojos del mundo y vergonzosamente es el destino que cuenta con el mayor número de delfines en cautiverio que son explotados por unos cuantos empresarios sólo para ganar dinero", denunció.

El dueño del parque de atracciones implicado en el escándalo es Bernardo Zambrano, hermano del accionista mayoritario de Cemex, Lorenzo Zambrano, uno de los empresarios más ricos de México.

En un comunicado, el Parque Nizuc ha señalado que no está importando doscientos delfines de las Islas Salomón a México y ha negado que Cemex o Lorenzo Zambrano sean inversores del centro de recreo.

Las islas Salomón no se han adherido a la CITES por lo cual carecen de restricciones ecológicas y de protección a la vida silvestre y comercializan sin trabas todo tipo de especies animales. EFE

ds/ac/ehc/as/hma