Por: Óscar Rodríguez 27 febrero, 2013

La Asamblea Legislativa avaló ayer en segundo debate, con 42 votos a favor y 3 en contra, el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México y Centroamérica.

El acuerdo se renegoció y se unificó en uno con el resto de países de la región: El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

El tratado se modernizó y ahora permite la acumulación de origen regional para productos, como en el caso de los textiles. Esto significa que la prenda confeccionada en un país mantiene las condiciones de libre comercio con México, pese a que incluya partes (botones, cremallera o tela) adquiridas en terceras naciones.

El TLC con México fue el primero que suscribió el país y rige desde el 1.° de enero de 1995.

Las modificaciones que tuvo el acuerdo, en el caso de Costa Rica, fueron para ampliar la apertura comercial, enfatizó el diputado José María Villalta. “Hay avances respecto a tratados anteriores que el país ha negociado y se adapta a una normativa más actual”, agregó.

En el último año, Costa Rica exportó productos a México por un valor de $322 millones, mientras las importaciones desde ese país ascendieron a $1.091 millones, según datos de la Promotora de Comercio Exterior.

Entre los principales productos nacionales enviados a ese mercado están, el aceite de palma, llantas y prótesis de uso médico, entre otros. Las principales compras a México son productos como proyectores, celulares, medicamentos y cables electrónicos.