20 octubre, 2012

Nueva York. EFE. Lastrado por una decepcionante tanda de resultados empresariales en Estados Unidos, Wall Street conmemoró ayer, con su peor sesión en cuatro meses, el veinticinco aniversario del “lunes negro”, cuando sufrió la mayor caída de su historia al dejarse el 22,6%.

Muy lejos de las cifras de aquel fatídico 19 de octubre de 1987 estuvieron los descensos del viernes, puesto que el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cerró la jornada con un retroceso del 1,52%, o 205,43 puntos, para terminar en 13.343,51 unidades.

No obstante, sí fueron lo suficientemente pronunciados como para suponer la peor jornada del Dow desde el 21 de junio.

Etiquetado como: