En cuatro meses disminuyeron 4,5 puntos y ahora son las tasas más bajas

Por: Patricia Leitón 7 marzo, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

En los últimos cuatro meses los bancos estatales realizaron un fuerte recorte de tasas hasta ubicarlas por debajo del promedio de otros intermediarios y rozar con rendimientos reales de casi cero.

Entre inicios de octubre y hoy los bancos públicos recortaron su tasa promedio en casi 4,5 puntos porcentuales.

Con la baja los bancos obedecieron el llamado a reducir los intereses de la presidenta de la República, Laura Chinchilla, el 25 de octubre pasado.

El pedido pretendía ayudar a reducir la tasa básica (un promedio de las tasas para ahorros entre cinco y siete meses) para espantar a los capitales “golondrina” y para ayudar a bajar los intereses de los préstamos. La caída se dio y aún continúa.

Los bancos redujeron tanto sus tasas que ahora son las más bajas entre los intermediarios y los rendimientos reales (excluida la inflación para ver el poder de compra de los intereses ganados) rozan en cero. A febrero, la inflación acumulada en los últimos 12 meses fue de 6,52% y la esperada para los próximos 12, de 6%.

Causas y consecuencias. Mario Rivera, gerente del Banco de Costa Rica y Bernardo Alfaro, subgerente General de Crédito y Finanzas del Banco Nacional explicaron que la reducción se realizó por el exceso de liquidez (efectivo y recursos de corto plazo) que hay.

Dicha liquidez proviene de los colones que ha lanzado a circulación el Banco Central al comprar los dólares que vienen de los capitales del exterior para evitar que el precio de la divisa caiga por debajo del piso de la banda, que es de ¢500.

“La mayor liquidez en colones, propiciada por la monetización que el Banco Central ha debido efectuar para defender la banda inferior del tipo de cambio, sin duda ha sido un factor fundamental”, explicó Alfaro.

Pese a que los rendimientos reales son casi cero, los inversionistas sostienen sus recursos.

“Hemos logrado mantener las captaciones, tanto así es que la captación total del Banco crece alrededor del 16%, y dentro de estas el rubro que más crece son las captaciones a plazo”, comentó Rivera.

A este efecto se agrega la menor presión que realiza el Ministerio de Hacienda al desacelerar la venta de bonos en el mercado, con los cuales compite con los bancos comerciales para captar recursos.

Que la reducción se mantenga, depende de que sigan las condiciones que la propiciaron; no obstante, con una inflación del 6,53% actual es difícil que bajen más, dijo Alfaro. “Si, por el contrario, el Banco Central se aboca a reducir la liquidez para reducir las presiones inflacionarias, más bien podríamos ver algún incremento en el segundo semestre del año”, añadió.