Vivir

Estudio arquitectónico de Londres recrea horrores de la guerra en 3D

Actualizado el 02 de septiembre de 2016 a las 05:25 pm

Vivir

Estudio arquitectónico de Londres recrea horrores de la guerra en 3D

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los investigadores y arquitectos Stefan Laxness e Eyal Weizman, defensores de los derechos humanos. (AFP)

Hambre, tortura, violaciones: la triste realidad de los presos de la cárcel militar siria de Saidnaya ha sido recreada hasta el último detalle en tres dimensiones en Londres, como una herramienta más para luchar contra estos abusos.

Amnistía Internacional es la última organización en recurrir a los servicios del estudio Forensic Architecture (FA, Arquitectura forense), para crear el primer modelo navegable de la cárcel y llamar la atención sobre las atrocidades que ahí se cometen.

El activista y arquitecto israelí Eyal Weizman, de 46 años, creó FA en 2011, que tiene su sede en el sur de Londres, en el campus de la institución Goldsmiths de la Universidad de Londres.

Un artículo de The Guardian, publicado en su versión en español en eldiario.es detalla cómo reconstruyeron un modelo de la infernal casa de tortura del presidente Assad. Patrocinados por Amnistía Internacional, los arquitectos hicieron una serie de entrevistas con exencarcelados de Saydnaya que escaparon por la frontera turca.

Weizman cuenta que cuando construyeron el modelo se dieron cuenta "de que el edificio no era solo un lugar de encarcelamiento, vigilancia y tortura". "El edificio es, en sí mismo, un instrumento arquitectónico de tortura".

Su laboratorio interdisciplinario está especializado en producir análisis y evidencias para usar en casos de derechos humanos en los tribunales internacionales, con una arquitectura que ayuda a recrear hechos ocurridos en entornos caóticos.

Otros trabajos de FA fueron la reconstrucción de los bombardeos de Gaza en 2014, el genocidio del pueblo indígena ixil en Guatemala, entre 1978-1984, y el naufragio de un barco en 2011 en el mar Mediterráneo con 63 refugiados a bordo.

Desde su sitio web, Amnistía Internacional insta a sus lectores a decirle a Rusia y a Estados Unidos que hagan uso de su influencia en todo el mundo para autorizar el ingreso de observadores independientes para que investiguen las condiciones de las prisiones de tortura en Siria.

  • Comparta este artículo
Vivir

Estudio arquitectónico de Londres recrea horrores de la guerra en 3D

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota