Presentado por
Vivir

Escuche la opinión de sus hijos al decorar sus habitaciones

Actualizado el 24 de febrero de 2016 a las 04:56 pm

Vivir

Escuche la opinión de sus hijos al decorar sus habitaciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Con la ayuda de un interiorista, y según la personalidad del pequeño, se puede aplicar la psicología del color para elegir los tonos de la habitación. (Shutterstock)

Los más pequeños de la casa están en capacidad de opinar sobre la forma como desean que luzca su cuarto, y es recomendable que lo hagan.

"La edad y los gustos del niño o niña son importantes. De cero a tres años, la elección es completa de los papás, pero de cuatro a ocho años los menores ya pueden participar en la toma de decisiones; por ejemplo, sobre el uso de su color favorito, el personaje o la temática que más les gusta", explicó Karol Chinchilla, especialista en interiorismo.

De ocho a 13 años conocen mejor sus gustos y desean fijar su posición de que ya no son niños pequeños, por lo que se pueden tomar más decisiones de diseño y decoración según su perfil.

"Los padres deben tomar muy en cuenta las sugerencias de los niños a la hora de decorar su habitación, porque eso hará que se encuentren más a gusto en su espacio personal dentro de la casa. Incluso, si la habitación les agrada, será más fácil que cuiden todo lo que hay en ella y que la mantengan limpia y ordenada", destaca el sitio español www.guiainfantil.com

Según esta página, a partir de los cuatro años es cuando la vida del niño comienza a enfrentar cambios; entre ellos, el pasar más tiempo en su cuarto jugando.

Chinchilla sugiere decorar siguiendo una temática; por ejemplo, la selva, un deporte o el personaje que más les guste. "Esto da pie a utilizar accesorios decorativos como lámparas, edredones, alfombras y cuadros", indicó.

Según la experta, en el mercado se pueden hallar diseños modernos, divertidos y muy originales que ayudarán a crear un espacio de juego ideal para los pequeños.

El color y la conducta

Con la ayuda de un interiorista, se puede aplicar la psicología del color, según la personalidad del pequeño, comentó Chinchilla. "Por ejemplo, para un niño muy inquieto, podría usar tonos amarillos o azules; y, si son muy pasivos, lo mejor sería utilizar rojos o verdes en las paredes de acento", explicó.

La pared de acento es aquella que resalta sobre las demás en un espacio.

Si ha tomado la decisión de comprar muebles, lo mejor es adquirir aquellos que se puedan seguir utilizando mientras los niños crecen.

  • Comparta este artículo
Vivir

Escuche la opinión de sus hijos al decorar sus habitaciones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota