Presentado por
Vivir

Sostenibilidad

Costa Rica apuesta por materiales reciclados para construir edificios y mobiliario

Actualizado el 03 de mayo de 2016 a las 10:42 am

El recién inaugurado Cegea, en Parque La Libertad, está hecho de reciclam que funciona como aislante térmico y acústico.

Vivir

Costa Rica apuesta por materiales reciclados para construir edificios y mobiliario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los edificios sostenibles, hechos bajo los conceptos del reciclaje, son ya una realidad en Costa Rica: recientemente fue inaugurado el Centro de Gestión y Educación Ambiental (Cegea), el cual utiliza láminas de reciclam, un novedoso material producto del reciclado. Y, desde el 2007, la empresa Dos Pinos ha desarrollado varias estructuras similares en su planta, ubicada en El Coyol de Alajuela.

¿Qué es exactamente el reciclam? Este un material que se origina luego de reciclar envases de tetra pak, a través de la separación de sus componentes y de extraer el polialuminio presente en estos envases. El polialuminio sirve como el material principal para elaborar las láminas de reciclam.

Entre las ventajas que ofrece este producto es que es un aislante térmico y acústico, además, es flexible y estable para utilizarse en paredes.

Educación ambiental en un edificio ecológico

El Cegea está ubicado en el Parque La Libertad, en Desamparados. Su propósito, tal como su nombre lo indica, es impartir clases de educación ambiental a niños, jóvenes e integrantes de la comunidad.

Anteriormente, en lo que es ahora el Parque La Libertad  (cuya área es de 320.000 metros cuadrados) estaban las instalaciones de la empresa Productos de Concreto.

Desde el 2009, se tenía la idea de construir un aula ambiental. Sin embargo, al final se decidió establecer todo un centro. Entonces, como parte de las conversaciones, la compañía Dos Pinos sugirió edificar la estructura con reciclam (la empresa donó las láminas), explicó Lidia Noches, ingeniera forestal y gestora ambiental del Cegea.

“Los arquitectos empezaron a valorar el material: era totalmente viable. Cumple con las características arquitectónicas que se solicitan", detalló Noches.

La parte frontal del edificio -donde se ejecutan tareas de hidroponía- tiene paredes de reciclam y hay una malla que evita el paso de agua y de mosquitos, que afecten las plantas.
ampliar
La parte frontal del edificio -donde se ejecutan tareas de hidroponía- tiene paredes de reciclam y hay una malla que evita el paso de agua y de mosquitos, que afecten las plantas. (Jorge Arce)

Asimismo, para su construcción se aprovecharon los elementos que había en el sitio.

“Esto (el Cegea) era un antiguo galerón que dejó Productos de Concreto. Entonces, se reutilizó toda la base del piso, las columnas y la base del techo. Si lo vemos, desde un inicio, todo ha sido reutilizado”, manifestó Noches.

Para la construcción, se siguió un protocolo en el que una persona se encargaba de vigilar que esta se realizara siguiendo parámetros ambientales, indicó Yolanda González, diseñadora de interiores y especialista en temas de desarrollo sostenible de la empresa Btsu S.A., a cargo del diseño.

"Por ejemplo, se procuró que el agua de las brochas no fuera a contaminar el río, que los desechos no se tiraran en la acequia, que los productos para lavar los pisos fueran biodegradables... Cuando las camionetas llegaban por el escombro, se hacía lo posible para que esa camioneta saliera limpia (para no ensuciar otras áreas)", detalló González.

La diseñadora comentó que el estilo del inmueble es industrial y se decidió mantener el color natural (grisáceo) del reciclam en las paredes. Este posee, a su vez, varias columnas anaranjadas de otro material cuya marca es durock: una placa rectangular de un cemento especial que se usa en los muros y otras áreas.

El edificio, cuya construcción se desarrolló entre julio de 2015 y enero de este año, fue inaugurado el 22 de abril y tiene un área de 725,6 metros cuadrados.

Cuenta con varios espacios, dentro de ellos destacan dos aulas (cada una con una capacidad para 30 personas), que se separan por medio de unas puertas corredizas de reciclam. Si se dejan abiertas, estas pueden funcionar como auditorio.

“Cada lámina de reciclam se fabrica con 1.200 cajas de tetra pak de un litro. Aquí nosotros tenemos 300.000 cajas que no terminaron en el vertedero, en la calle o en el río. Es un lugar idóneo para venir a fomentar la concientización ambiental en procesos constructivos”, resaltó la ingeniera forestal.

Mobiliario

En la parte frontal del Cegea, también sobresale un espacio destinado a tareas de hidroponía, por lo que se decidió colocar una malla especial (de origen israelí) de color gris claro que impide el paso del agua, así como de mosquitos o insectos que afecten las plantas.

Las mesas donde se hacen los sembradíos están hechas de reciclam. Lo mismo sucede con las 22 mesas que usan los estudiantes y, a las cuales se les dio color con un tinte proveniente de Brasil: hay verdes, rojas, amarillas y azules.

En el inmueble hay 24 lámparas Led (permiten un mayor ahorro de energía) y no se utiliza aire acondicionado, pues se delineó de forma tal que las aulas se mantengan más frescas, a través de la colocación de rejillas cafés inclinadas, conocidas como louver, que impiden que el agua de lluvia ingrese a la estructura.

Según Noches, se planea seguir utilizando este componente en otras áreas del Parque La Libertad, ya sea para bodegas o pequeñas aulas. Asimismo, en un futuro se proyecta colocar paneles solares en el Cegea y recolectar agua de lluvia para riego.

Noches comentó que al edificio se acercaron representantes del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi), con el fin de valorar el material, que podría ser usado en la edificación de viviendas de carácter social.

Estructuras reciclables

En el caso de Dos Pinos, a partir del 2007 arrancó la planta de reciclaje de sus empaques de tetra pak (de donde proviene el reciclam del Cegea, como se explicó previamente).

LEA: Reciclar tetrapak: mejor 5 minutos que 35 años en el ambiente

Desde ese entonces, se empezaron a levantar diferentes áreas de esta planta y de la empresa con dicho material (se usa natural, sin pintar), dentro de ellas el taller de refrigeración, que fue reconstruido.

Posteriormente, se construyeron con reciclam los techos de los pasillos de algunos parqueos, el techo de las calderas, así como la oficina de 20 metros cuadrados de la misma planta de reciclaje  y sus paredes externas, explicó Francisco Arias, gerente de Relaciones Corporativas y Ganaderas de la empresa.

"A la intemperie (las láminas) pueden tener una vida útil de 15 años. El costo de mantenimiento es bastante bajo, no lleva pintura", dijo el gerente.

Los techos de los pasillos -que pertenecen a los parqueos de la empresa Dos Pinos- están hechos con reciclam.
ampliar
Los techos de los pasillos -que pertenecen a los parqueos de la empresa Dos Pinos- están hechos con reciclam. (Dos Pinos)

Parte del mobiliario de la compañía, como mesas, estantes, basureros, estaciones de reciclaje, papeleras y muebles para impresoras, se ha desarrollado con reciclam.

Arias no tiene el dato exacto de cuántos metros cuadrados de su sede en Alajuela están hechos de este material, pero afirmó que es un área “no despreciable” y que lo continuarán empleando como parte de su "cultura de sostenibilidad".

En el país existen otros edificios que usan materiales reciclados. Entre ellos el edificio Van der Laat & Jiménez, de cobre preplatinado, que está compuesto de un 95% de cobre reciclado. Igualmente, el edificio Boston Scientific (en El Coyol de Alajuela) se erigió con materiales reciclados.

  • Comparta este artículo
Vivir

Costa Rica apuesta por materiales reciclados para construir edificios y mobiliario

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota