Vivir

Cincuenta sombras que seducen a los ticos

Actualizado el 01 de marzo de 2015 a las 12:00 am

El estreno de la película basada en la trilogía erótica de E.L James generó picos de ventas de los juguetes sexuales que ataron a Anastasia Steele con Christian Grey

Vivir

Cincuenta sombras que seducen a los ticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Aunque en la película Christian Grey le venda los ojos a Anastasia con sus corbatas, los antifaces han sido de los artículos más vendidos. (Mayela López)

Que una película haga que todos corran a comprar los juguetes de la franquicia no tendría por qué ser algo de otro mundo, excepto si esos juguetes se mantienen fuera del alcance de los niños y muchos adultos los conservan como su más oculto (u oscuro) secreto.

La trilogía de novelas y la recién estrenada película Cincuenta sombras de Grey se han convertido en todo un fenómeno pop que trasciende los ratos de ocio de miles y miles de mujeres alrededor del mundo.

El cuarto rojo ideado por la británica E.L. James no solo ha dejado dinero a la escritora, a Vintage Books o a Focus Features y Universal Studios –luego de pagar $5 millones por los derechos para la adaptación–, sino que ha generado un boom en los sex shops .

El filme basado en la primera parte de la trilogía llegó a los cines ticos el 12 de febrero y en Estados Unidos se estrenó el propio día de San Valentín. Semanas antes, los dueños de tiendas para adultos de ese país se preparaban para la gran jornada, con la esperanza de que la cinta generaría una locura por probar los artículos de BDSM ( bondage , disciplina y sadismo masoquismo) que el multimillonario Christian Grey guardaba bajo llave.

Lo logró. La industria reportó récords de ventas, y Costa Rica no se quedó atrás.

“No sé si fue por la película o que en sí dieron un giro las parejas, porque este año ha sido el más bueno que hemos tenido en ventas un 13 y 14 de febrero. Era exagerado, la gente hacía fila afuera”, asegura Guiselle Artavia, gerente comercial de la cadena Erótica, que abrió sus puertas hace 14 años.

El Día de los Enamorados, los ‘sex shop’ del país  vendieron  más esposas, látigos y  antifaces  que de costumbre.

Según Artavia, los productos de fetiche habían estado en los anaqueles durante meses, pues no eran precisamente los más populares de sus tiendas. Sin embargo, en este febrero hubo una demanda inusual de esposas, látigos y antifaces, así como de cuerdas para bondage y kits de posiciones.

“Creo que un 60% (de las ventas) habrá sido por la película, porque era por lo que la gente preguntaba. La gente llegaba y agarraba las esposas como si fueran descuentos del supermercado”, agrega la gerente.

Además, los vendedores de las tiendas Erótica se percataron de que varios hombres llegaron a consultar por juguetes específicos que aparecen en la cinta o en las novelas, pues esos fueron los regalos que pidieron sus novias o esposas para San Valentín.

Por su parte, Ana Lorena Muñoz, gerente de mercadeo de Hot Toys, confirmó que en esa cadena sí hubo un incremento en la venta de artículos de BDSM, pero que fue menor a lo que se esperaba. “Antes el movimiento era de un 10%, y ahora es de un 40% desde que salió la película”, mencionó.

El fenómeno no es nuevo. Desde el 2011, cuando se lanzó la primera de las tres novelas, la curiosidad por el sadomasoquismo dio réditos a las tiendas para adultos. Según el New York Times, a Anastasia Steele y a Christian Grey se les puede atribuir el 7,5% del incremento en las ventas de productos eróticos en el mercado estadounidense. Hasta ahora, la trilogía ha vendido más de 10 millones de copias alrededor del mundo y la película protagonizada por Jamie Dornan y Dakota Johnson se convirtió en la cinta para mayores de 18 años que ha vendido más entradas anticipadas en países como Estados Unidos y Alemania.

Juguetes originales

Es tal la manía por la historia creada por E.L. James –una exproductora de televisión de casi 52 años que nació bajo el nombre de Ericka Mitchell, y que ahora se dedica a los oficios de ser madre de dos adolescentes– que era más que esperable que alguien se interesara en comprar los derechos para una línea de juguetes sexuales.

Las esposas de metal fueron de los artículos más vendidos en los 'sex shops' para San Valentín.
ampliar
Las esposas de metal fueron de los artículos más vendidos en los 'sex shops' para San Valentín. (Mayela López)

Fue así como la escritora se alió con la cadena Lovehoney, que hasta entonces se dedicaba a vender artículos para adultos a través de Internet. La propia novelista se aseguró de que uno a uno de los productos recrearan a la perfección cada uno de los artículos con los que Grey hizo su esclava a la virginal Anastasia Steele , una estudiante de literatura inglesa de 21 años .

“Esta línea es justo lo que siempre imaginé cuando estaba escribiendo Cincuenta sombras de Grey ”, dijo James al Daily Mail. “Me emociona mucho que los juguetes que describí en los libros se hayan materializado y que ahora puedan ser disfrutados alrededor del mundo”.

Los nombres de los artículos originales están inspirados en algunos de los pasajes de las novelas.

La Diosa Interna, por ejemplo, hace referencia a las infames bolas de plata que sorprendieron a la compañía, pues se agotaron en la etapa de preventa, de acuerdo con el sitio de The Hollywood Reporter .

Hoy la línea de juguetes sexuales de Lovehoney contiene más de 50 artículos distintos –desde esposas, fustas y antifaces hasta lubricantes, estimuladores, paletas para nalgadas, anillos vibradores o bolas de placer–.

La compañía británica reportó que, hasta el momento, ha vendido cerca de 1,2 millones de unidades alrededor del mundo y se espera que sus ganancias aumenten un 40% este año.

“Hemos experimentado alzas en ventas luego de la divulgación de cada tráiler de la película, lo que nos aporta un buen indicador sobre cuán influyente será el filme”, manifestó Neal Slateford, dueño de Lovehoney.

E.L. James sabe que tiene una mina de oro entre sus manos y por eso es muy cuidadosa cuando de negocios se trata. Solo 15 empresas han conseguido comprarle los derechos de su obra.

Además de juguetes sexuales, hay una línea de lencería, otra de ropa, lociones corporales, un vino de autor, un oso de peluche alusivo a Christian Grey –al que la escritora exigió que le cambiaran el color de los ojos de azules a grises– y un álbum con la música del filme, el que por cierto ya lleva 93.000 copias vendidas en Estados Unidos.

La línea de juguetes sexuales de Lovehoney está por llegar a Costa Rica, pues la cadena Erótica ya hizo el primer pedido, que incluye las esposas originales, bolas chinas de dos tipos, un juego con cartas, paletas para nalgadas y pinza ajustable para colocar en los pezones. Según Artavia, hubo que esperar porque, cuando efectuó la primera orden de compra, ya todo estaba agotado.

Según Guiselle Artavia, gerente de Erótica, muchas parejas aún temen probar los látigos y las fustas,
ampliar
Según Guiselle Artavia, gerente de Erótica, muchas parejas aún temen probar los látigos y las fustas, (Mayela López)

Infortunios del placer

Con el placer, también llegan los chascos. El Sistema Nacional de Vigilancia de Lesiones de Estados Unidos registró un notable aumento de accidentes con juguetes sexuales en el 2012 y en el 2013, años en los que se lanzaron la segunda y la tercera parte de la trilogía.

“No hay pruebas de que el libro haya causado ese aumento, pero probablemente podamos agradecérselo a Cincuenta sombras de Grey ”, apunta The Washington Post .

La sexóloga Ana María Mora aconseja buscar información antes de incluir juguetes en las relaciones sexuales. Según dice, el bondage es una práctica que no debe tomarse a la ligera, pues ha causado muchos accidentes al interrumpir de forma prolongada la circulación sanguínea.

Además, señala que se debe tener un especial cuidado con los juguetes de estimulación anal que no tienen tope, pues pueden ser absorbidos por el conducto rectal.

La recomendación de Mora es establecer un diálogo honesto con la pareja antes de probar los juguetes de BDSM. “Es ver, de todo lo que existe, qué quiero para mí y qué definitivamente no quiero incorporar”.

  • Comparta este artículo
Vivir

Cincuenta sombras que seducen a los ticos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Gloriana Corrales

gloriana.corrales@nacion.com

Periodista de Revista Dominical

Periodista en la Revista Dominical de La Nación. Es graduada de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo de la UCR. 

Ver comentarios
Regresar a la nota