Vivir

Estudio de universidad canadiense

Ellas reconocen las caras más fácilmente que ellos

Actualizado el 18 de junio de 2013 a las 05:48 pm

Vivir

Ellas reconocen las caras más fácilmente que ellos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

¿Le ha pasado eso de conocer a alguien, estar seguro de que ya lo había visto y, luego, recordar las circunstancias en las que tuvo el primer contacto con esa persona?

Pues bien, eso es más común en las mujeres que en los hombres.

Un estudio de la Universidad McMaster, en Canadá, concluyó que, sin saberlo, las mujeres pasan más tiempo que los hombres analizando las facciones del rostro que ven por primera vez. Por eso, les es más fácil recordarlo.

"La forma en la que movemos los ojos al ver una cara nueva afecta nuestra habilidad de reconocer a ese individuo después", aseguró en un comunicado Jennifer Heisz, coautora del estudio, publicado en la revista Psychological Science.

Registrar miradas. ¿Cómo se hizo? Los científicos pusieron a varias personas frente a un monitor que registra movimientos oculares.

Después, se les presentaron fotografías de personas completamente desconocidas para ellos.

"Vimos que las mujeres se detenían más en las facciones que los hombres", manifestó Heisz. "Las personas no saben dónde se detienen sus ojos, eso es inconsciente", agregó.

Los autores señalan que esto podría dar indicios de cómo mejorar la memoria.

"Cambiar el movimiento de los ojos podría llevar a una mejor memoria. Ver detenidamente a alguien nos ayudaría a recordarlo mejor la próxima vez que lo veamos, aunque pasen años", expresó en el comunicado David Shore, coautor del estudio.

  • Comparta este artículo
Vivir

Ellas reconocen las caras más fácilmente que ellos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota