Vivir

Los amigos podrían ser mejor que la morfina para combatir el dolor

Actualizado el 14 de febrero de 2017 a las 10:53 am

Vivir

Los amigos podrían ser mejor que la morfina para combatir el dolor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Las endorfinas son los "analgésicos naturales" que genera nuestro cerebro, la amistad es capaz de aumentar su producción. (Freeimages.com)

Los amigos no son solo cruciales para acompañarnos en los momentos buenos y malos, también nos hacen resistir el dolor –tanto físico como emocional– de una mejor forma. Ellos, sin exageraciones, podrían ser más poderosos que una dosis básica de morfina.

¿Por qué se afirma esto? Las endorfinas, los "analgésicos naturales" que el cerebro produce, aumentan cuando estamos con los amigos y, por lo tanto, las dolencias se hacen más manejables.

Así lo indica un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, cuyos resultados se publicaron en la revista Scientific Reports, con motivo del Día del Amor y la Amistad.

De nuestro archivo: La amistad ayuda a regular nivel de estrés

"Yo estaba particularmente interesada en estudiar estos químicos cerebrales. Las endorfinas son parte de nuestro circuito cerebral de dolor y recompensa. Son analgésicos naturales y también nos dan sensación de placer. Estudios previos han sugerido que las endorfinas promueven el apego social en humanos y en otros animales. Un postulado llamado 'teoría de los opioides cerebrales en el apego social', establece que las interacciones sociales catapultan emociones positivas cuando la endorfina llega a los receptores opioides del cerebro. Esto da esa sensación de bienestar cuando vemos a nuestros amigos o nos comunicamos con ellos", detalló en un comunicado de prensa Katherina Jonhson, autora principal del estudio.

El estudio

Para llegar a estas conclusiones, Jonhson y su equipo reclutaron a 200 personas entre los 18 y 35 años. A ellas se les pidió no consumir alcohol 24 horas antes, ni fumar tres horas antes de la prueba (pues estas actividades también segregan endorfinas).

LEA: Escogemos pareja según coincidencias genéticas

Posteriormente, se les aplicó un cuestionario para saber cómo era su personalidad, cómo era su círculo social y cuán cercanas eran las relaciones con sus amigos.

Luego, se midió cómo era su resistencia al dolor. Su examen consistió en permanecer en posición de sentadilla haciendo un ángulo de 90 grados con sus piernas y glúteos durante el mayor tiempo que pudieran. Mientras tanto, su actividad cerebral era registrada a través de resonancia magnética. El tiempo promedio fue de 113 segundos, quien menos duró lo hizo por 26 segundos, y, quien más, por 394.

Los científicos vieron que quienes tenían una red de amigos mayor y más sólida y pasaban en mayor contacto con sus amigos, resistieron durante más tiempo la prueba, pero además, tenían mayores niveles de endorfinas según el registro de la resonancia magnética.

"La cantidad y calidad de nuestras relaciones sociales afecta nuestra salud física y mental y puede incluso ser un factor determinante en cuanto al tiempo que vivamos. Así que, entender por qué los individuos tienen diferentes redes de amigos y cómo hay un mecanismo neurobiológico detrás de ello es una tema importante de investigación. Como especies hemos evolucionado a un ambiente social muy rico gracias a las tecnologías, pero la forma en que nos llevamos con nuestros allegados puede ser clave en determinar la salud en tiempos modernos", concluyó Johnson.

  • Comparta este artículo
Vivir

Los amigos podrían ser mejor que la morfina para combatir el dolor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota