Vivir

Ayer se presentó plan Nacional 2014-2024 para atención de estos males

Costa Rica se prepara para afrontar retos en alzhéimer y demencia

Actualizado el 12 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Plan es pionero en Latinoamérica; tiene prevención, así como apoyo para cuidador

Esfuerzos para su ejecución incluyen entidades estatales y de la sociedad

Vivir

Costa Rica se prepara para afrontar retos en alzhéimer y demencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La creación de redes de personas con edades similares es una manera de proteger el cerebro de los efectos de la demencia. Por eso, el plan nacional buscará promover la formación de grupos de adultos mayores. | ALBERT MARÍN.

Desde ayer, Costa Rica tiene una hoja de ruta para mejorar la prevención, detección, atención e investigación sobre alzhéimer y otras demencias, así como apoyo y capacitación para los cuidadores de quienes padecen estos males.

El Plan Nacional para la enfermedad de Alzheimer y demencias relacionadas 2014-2024 es el primero de su tipo en América Latina y el número 18 en el mundo.

Se trata de un esfuerzo conjunto del Ministerio de Salud, el Consejo de la Persona Adulta Mayor (Conapam) y de la Asociación Costarricense de Alzheimer y otras Demencias Asociadas (Ascada). Además, la iniciativa cuenta con apoyo de la Alzheimer’s Disease International (ADI), ente mundial referente de esta enfermedad.

“En Costa Rica, más de 30.000 personas tienen demencia, y para el año 2050 pueden ser 145.000, por eso es necesario tener un plan”, explicó Johan Vos, director ejecutivo suplente de ADI, quien estuvo ayer en la presentación del proyecto.

La estrategia. El documento contempla tres áreas de trabajo: mejorar la calidad de vida de las personas con demencia y de quienes las cuidan; fomentar el conocimiento y la investigación, y promover el movimiento social.

La primera buscará una mejor detección, motivación a las personas a las que ya se les diagnosticó el mal, incrementar el apoyo a los cuidadores y dar mejor atención en los hogares de ancianos. También, una mayor capacitación en temas de demencia para los profesionales en salud. La segunda área aborda el impulso a la investigación en universidades e institutos, así como promover carreras sobre el adulto mayor y la demencia.

Finalmente, la tercera, pretende provocar conciencia social sobre estas condiciones, que la gente esté mejor informada, que se respeten los derechos de las personas con demencia y que el tema sea prioridad también para los gobiernos locales (municipalidades).

“La mejor herramienta que existe es tener un plan. Es necesario realizar esfuerzos compartidos para conseguir mejoras”, comentó el médico Norbel Román, presidente ejecutivo de Ascada.

Recursos. ¿Cómo obtener estos resultados? Para la ministra de Salud, María Elena López, los recursos nunca serán suficientes para contrarrestar esta situación, pero con la unión de varias instituciones, es más fácil sacar la tarea.

“El Ministerio por sí solo no puede. La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) por sí sola no puede, el Conapam no puede solo y las otras instituciones tampoco. Debemos unirnos todos como sociedad”, aseveró López.

Por su parte, la presidenta de Conapam, Zulema Villalta, destacó la importancia de que todas las personas se informen sobre este tema y que trabajen por el mismo.

  • Comparta este artículo
Vivir

Costa Rica se prepara para afrontar retos en alzhéimer y demencia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota