Vivir

Padres de hijos con problemas de salud o malformaciones tendrán apoyo psicológico

Actualizado el 04 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Vivir

Padres de hijos con problemas de salud o malformaciones tendrán apoyo psicológico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las cuatro mujeres que están a la espera de siameses, tendrán apoyo de Psicología y, de ser necesario, de Trabajo Social, para sobrellevar una etapa que puede estar llena de dudas, miedos y mitos. Sus parejas también recibirán este mismo servicio.

Este es un apoyo que da la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a las mujeres que afrontan un embarazo complicado, en el cual el hijo presenta problemas serios de salud o malformaciones, algunas de ellas incompatibles con la vida.

A estas parejas se les acompaña en el momento del diagnóstico, en el embarazo y el parto, así como en los primeros minutos, horas o días de nacido el bebé. Esto depende de la gravedad del caso y de cuánto desee la pareja estar involucrada.

Para Elena Alvarado, psicóloga del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Calderón Guardia, no todas las mujeres lidian con estas condiciones de la misma forma y no en todos los casos se utilizan las mismas técnicas.

“La parte emocional de la paciente se ve implicada, y no solo la de ella, también la de su pareja y la de su familia. Debemos trabajar en todos los aspectos. Conocer cómo reacciona cada persona es vital para saber cómo trabajar”, aseveró Alvarado.

La experta aseguró a La Nación que el primer paso es asegurarse de que la persona comprenda bien el diagnóstico y cómo afecta al bebé y hasta qué punto compromete su vida.

“Hay negación, hay enojo y hasta autorreproches, porque algunas presentan culpabilidad. Es un proceso que, en el ideal de los casos, se comienza con el diagnóstico y se acompaña cada vez que ellas tienen cita. Es algo a lo que tienen derecho, pero tampoco se les puede imponer”, manifestó Alvarado.

La psicóloga asegura que es necesario conocer el contexto del embarazo: si era el primer bebé, si se estaba buscando o si fue un embarazo inesperado, si era el producto de una reconciliación tras una separación, entre otras circunstancias, pues todo eso ayuda a tratar la situación. “Uno también se sorprende de muchas personas con una fuerza muy grande que las hace sobrellevar todo. Personas que tuvieron experiencias previas que las hicieron madurar y aprender a llevar lo negativo. Hay historias lindas de superación de duelo”, contó.

Cualquier madre, en estas condiciones, puede pedir ayuda de Psicología y Trabajo Social; es parte del servicio durante el embarazo, parto y posparto.

  • Comparta este artículo
Vivir

Padres de hijos con problemas de salud o malformaciones tendrán apoyo psicológico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota