Vivir

Estudio en 5.100 adultos

Optimistas tienen un corazón más sano

Actualizado el 19 de enero de 2015 a las 12:00 am

Actitud positiva mejora la salud cardíaca entre un 50% y un 76%

Vivir

Optimistas tienen un corazón más sano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tener una actitud positiva ante la vida y las adversidades no solo favorece la salud mental y emocional, también la salud física, sobre todo la del corazón.

Un estudio de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, hecho con 5.100 personas de entre 45 y 84 años, concluyó que los individuos optimistas tienen entre un 50% y un 76% más de probabilidad de tener una buena salud cardiovascular.

El reporte, publicado en la revista Health Behavior and Policy Review , señaló que esto se mantenía al considerarse factores como sexo, edad, estilo de vida y enfermedades físicas y mentales ya desarrolladas.

“Las personas con mayores niveles de optimismo tienen el doble de posibilidades de tener una salud cardíaca ideal, si se les compara con los más pesimistas de los participantes”, comentó Rosalba Hernández, autora principal de la investigación.

Los optimistas también tenían niveles significativamente mejores de azúcar en la sangre y colesterol. Estas personas también hacían mayor actividad física, tenían mejores niveles de peso y eran menos propensos a fumar.

El tener una buena actitud ante la vida no solo hace que la salud mental y emocional mejoren, también la salud física, especialmente la del corazón. |  ARCHIVO
ampliar
El tener una buena actitud ante la vida no solo hace que la salud mental y emocional mejoren, también la salud física, especialmente la del corazón. | ARCHIVO

Estas conclusiones se desprenden de un estudio mayor que buscó determinar las causas de riesgo y protección de enfermedades cardiovasculares.

A los participantes se les dio seguimiento durante 11 años y cada 18 meses se les hacían exámenes de salud y calidad de vida.

El optimismo se medía a través de un cuestionario y de la actitud que las personas demostraban, mientras les realizaban las mediciones de salud física (los pesaban, los medían y tomaban muestras de sangre y saliva).

Los niveles de salud cardiovascular se cuantificaron con la presión arterial, índice de masa corporal, niveles de glucosa y colesterol en la sangre, alimentación, actividad física y uso de tabaco.

Según los investigadores, la relación entre la actitud y la salud del corazón se debe a cambios bioquímicos que también afectan la circulación, presión arterial y frecuencia cardíaca.

Los científicos hablan de la importancia de la salud mental para una buena salud física.

“Son necesarias estrategias de prevención que tiendan al mejoramiento de la salud psicológica y el optimismo podría ser uno de los caminos para lograr la meta de bajar las enfermedades cardiovasculares un 20% antes de 2020”, afirmó Hernández .

  • Comparta este artículo
Vivir

Optimistas tienen un corazón más sano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota