Vivir

Depresión entre adultos mayores aumenta por agresiones y abandono

Actualizado el 11 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Vivir

Depresión entre adultos mayores aumenta por agresiones y abandono

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los adultos mayores también conforman una población propensa al suicidio. Datos revelados ayer por el Ministerio de Salud señalan que el 10% de quienes tratan de quitarse la vida en Costa Rica son personas mayores de 65 años.

Cifras del Poder Judicial también indican que, durante el 2013, hubo 33 individuos mayores de 65 años y 14 con edades entre 60 y 64 años, que pusieron fin a sus días.

“Estas personas enfrentan muchas agresiones psicológicas por parte de hijos y nietos, sufren abandono y esto les puede ocasionar una tristeza muy profunda e incluso depresión”, explicó Zulema Villalta, presidenta ejecutiva de la Comisión Nacional de la Persona Adulta Mayor (Conapam).

Es muy importante vigilar la salud emocional de los ancianos.   | ARCHIVO
ampliar
Es muy importante vigilar la salud emocional de los ancianos. | ARCHIVO

“Las emociones se enferman a cualquier edad. Por eso, no solo debemos cuidar la salud física de los adultos mayores, sino también su salud emocional”, advirtió.

En una entrevista anterior publicada por este diario, Jerome Yesavage, especialista estadounidense en depresión del adulto mayor, aseguró que más del 60% de los ancianos recluidos en asilos sufre depresión, mientras que del 20% al 30% de los que viven en sus casas también se deprime. El porcentaje supera por más del doble los casos de depresión en jóvenes (10% de la población).

  • Comparta este artículo
Vivir

Depresión entre adultos mayores aumenta por agresiones y abandono

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota