Vivir

Científicos encuentran cómo reducir el malestar que provocan los malos recuerdos

Actualizado el 24 de abril de 2014 a las 09:32 am

Recomiendan centrarse en el contexto del recuerdo y no en la emoción que sintió en ese momento

Vivir

Científicos encuentran cómo reducir el malestar que provocan los malos recuerdos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Centrar la mente en el contexto y no en la emoción que causó el mal recuerdo logró la disminuir las respuestas emocionales negativas | SXC.HU/PARA LN
ampliar
Centrar la mente en el contexto y no en la emoción que causó el mal recuerdo logró la disminuir las respuestas emocionales negativas | SXC.HU/PARA LN

Si tuvo una experiencia emocional negativa, evite recordar las emociones negativas que esta le generó y céntrese en el contexto de lo que vivió (lugar y objetos que lo rodeaban). Ese es el consejo que dan científicos que determinaron que esta técnica puede ayudar a aliviar los efectos negativos de los malos recuerdos.

En el estudio vieron que apartar la mente de la emoción que sintió en el momento, como lo triste o avergonzado que se sentía, logró reducir la angustia emocional.

La explicación es que se detectó una mayor participación de las regiones del cerebro relacionadas con la regulación emocional y una menor actividad en las relacionadas con las emociones.

“Pensar en el contexto de los recuerdos negativos, en lugar de cómo se sintió en ese momento, es una manera relativamente fácil y eficaz para aliviar los efectos negativos de estos recuerdos”, afirmaron los investigadores en el sitio de la Universidad de Illinois, en Estados Unidos.

Centrarse en las emociones que se produjeron en el momento de la experiencia negativa más bien puede hacer a las personas sentirse peor y peor.

“De hecho, esto es lo que ocurre en la depresión clínica, que consiste en remachar sobre los aspectos negativos de un recuerdo", dijo  Florin Dolcos, uno de los investigadores.

¿Qué es pensar en el contexto? Recordar un amigo que estaba allí, cómo era el clima en ese momento o cualquier otra cosa no-emocional que es parte de la memoria, dijo el especialista.

“Una vez que te sumerges en otros detalles, tu mente vagará a algo completamente distinto, y no se centra en las emociones negativas”, sostuvo.

Esto, añade Sanda Dolcos, otra de las autoras del estudio, es menos cognitivamente exigente que intentar reevaluar la experiencia para intentar ver el vaso medio lleno, como suelen recomendar.

Tampoco es recomendable la represión porque a largo plazo puede aumentar la ansiedad y la depresión.

  • Comparta este artículo
Vivir

Científicos encuentran cómo reducir el malestar que provocan los malos recuerdos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota