Vivir

Arquitecto e investigador guía el recorrido para miembros del Club Nación

Tour de mercados lleva a ticos a descubrir la historia comercial josefina

Actualizado el 20 de abril de 2015 a las 12:00 am

Central, Borbón y la plaza en el antiguo Registro Civil sonlos protagonistas

Vivir

Tour de mercados lleva a ticos a descubrir la historia comercial josefina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Erigido por una empresa inglesa en 1880, el Mercado Central es la primer parada. | JASSON CLARKE

Miles de ticos pasan a la par de sus fachadas y recorren sus laberínticos pasillos, tal vez sin saber que transitan entre más de un siglo de historia. Los mercados de San José —los que están y los que dejaron de existir—cuentan los relatos del pasado comercial de la capital.

Unas veinte personas se encontraron este sábado en el parque Central de San José para caminar por los episodios poco conocidos de los mercados Central, Borbón y el ubicado en el antiguo Registro Civil, junto al arquitecto Andrés Fernández.

Mediante recorridos guiados, este investigador ha transmitido su conocimiento a cientos de personas, ávidas por aprender sobre la arquitectura y la historia de los bares, cementerios, teatros, cines y más.

Ahora le llegó el turno a los suscriptores del Club Nación , quienes tienen la oportunidad de hacer un recorrido con Fernández para conocer el origen de la vida comercial de San José, con su estilo ameno, franco y a veces hasta irreverente.

“Tiene una especie de ironía educativa”, dijo Ana Cecilia Dwyer, quien participó del tour junto a su amiga Silvia Falcón.

El Mercado Borbón se distingue por ser de productos más tradicionales. | JASSON CLARKE
ampliar
El Mercado Borbón se distingue por ser de productos más tradicionales. | JASSON CLARKE

“Lo hemos seguido en los diferentes tours que ha hecho, por cementerios, por bares (…). Con él uno aprende mucho, porque tiene una visión que mezcla lo arquitectónico con la historia que solo investigando se puede conocer”, opinó Falcón.

Recorrido histórico. El punto de partida fue el primer sitio en donde se hacía mercado en el San José del siglo XIX. Las plazas en ese entonces eran sitio de las misas campales, los ejercicios militares, y del comercio citadino los fines de semana.

“Pero alrededor de la década de 1880, los gobiernos liberales comienzan a ver que en Europa se empiezan a crear los parques, que son objetos artificiales para imitar la naturaleza, y la idea se comenzó a emular aquí”, explicó Fernández.

Aun así, se seguía haciendo mercado en el parque, con los trucheros —comerciantes con tramos— por dentro, y los vendedores ambulantes en la periferia. “Las ventas ambulantes vienen desde esas épocas; es un problema que aún hoy no resolvemos”, expresó, con guasa, el investigador, entre risas de sus acompañantes.

Cuando empezó a ser mal visto que el parque se volviera en sitio de comercio, se inauguró el Mercado Central. Allí solía ubicarse el Cuartel de Artillería, escenario del golpe de Estado que Tomás Guardia propinó al presidente Jesús Jiménez Zamora.

Las restauraciones que ha tenido alteraron bastante de su fachada y estructura originales. | JASSON CLARKE
ampliar
Las restauraciones que ha tenido alteraron bastante de su fachada y estructura originales. | JASSON CLARKE

Esa es tan solo una de las historias que guardan los muros de ese mercado; algunos todavía tienen los arcos originales de la edificación. Por sus pasillos, Lolo Mora vendió helados de sorbetera, antes de ubicarse en 1901 en el local que hoy es parada obligatoria en el Central.

El Mercado Borbón, que fuera la primera estación de buses de San José, es literalmente la escena del comercio underground ”de la capital. Sus desniveles llevan a los marchantes a disfrutar del mercado de antaño, con sacos llenos de arroz, frijoles y maíz, y tramos con frutas y verduras por montones.

La última visita del trayecto fue el Mercado del antiguo Registro Civil, que la mayor parte de grupo no conocía. Aunque sus entradas pasen inadevertidas, una vez dentro es imposible ignorar y contagiarse de la energía que acoge.

“Este mercado y el Borbón no se explotan como recurso turístico, tanto como sí se hace con el Central, y es una lástima, porque en realidad las chancletas de cuero no reflejan tanto nuestra verdadera historia, como sí lo hacen estos mercados más tradicionales”, sopesó Fernández.

  • Comparta este artículo
Vivir

Tour de mercados lleva a ticos a descubrir la historia comercial josefina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota