Vivir

Recorrido invita a observar los cementerios josefinos con otros ojos

Actualizado el 03 de noviembre de 2015 a las 03:51 pm

Vivir

Recorrido invita a observar los cementerios josefinos con otros ojos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San José

Los cementerios son el recinto para el reposo final de los mortales, pero también son espacios que resguardan años de historia y completos catálogos de arte y arquitectura.

Con el objetivo de descubrir los tesoros históricos y artísticos de los camposantos, los días 5 y 12 de noviembre se realizará un recorrido urbano tres cementerios ubicados en el distrito Hospital del cantón central de San José.

Este recorrido forma parte de un proyecto impulsado por la Municipalidad de San José para mirar a la capital de Costa Rica con otros ojos. Todas las rutas son guiadas por el arquitecto e investigador Andrés Fernández.

La cita es a las 9 a.m. del Cementerio General, que será el primer espacio que se visitará. Posteriormemte se visitarán el Cementerio de Obreros y el Cementerio Extranjero. El tiempo estimado del recorrido es de dos horas.

Ambos recorridos son gratuitos, pero se recomienda hacer su reservación al número telefónico 2547-6148 o al correo turismo@msj.go.cr.

El Cementerio General resguarda las tumbas de destacados personajes costarricenses.
ampliar
El Cementerio General resguarda las tumbas de destacados personajes costarricenses. (Marcela Bertozzi)

Historia entre mármoles.

El Cementerio General funciona en su actual ubicación desde 1862 y abarca 9 hectáreas. Las familias más acaudaladas de la época adquirieron derechos en el camposanto. Bajo tierra descansan los restos de expresidentes, artistas, científicos y una larga lista de personajes que ayudaron a forjar la Costa Rica de hoy.

Luego de la secularización de los cementerios, en la década de 1880, la arquitectura funenaria fue reflejo del poder adquisitivo y la ostentación de esas familias.

A principios del siglo XIX se dio el surgimiento de las luchas gestadas por los sectores populares que también reclamaron un lugar para el descanso eterno de sus seres queridos. Ese fue el origen del Cementario de Obreros. En la actualidad ambos camposantos están separados solo por una tapia.

El Cementerio Extranjero se creó en 1851 para acoger a los difuntos de credos cristianos no católicos como los luteranos y posteriormente de otras religiones como los judíos.

  • Comparta este artículo
Vivir

Recorrido invita a observar los cementerios josefinos con otros ojos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota