Vivir

Padre de las máscaras borucas, Ismael González, muere a los 86 años

Actualizado el 27 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Artesano nacional Ismael González Lázaro falleció de un mal pulmonar

Vivir

Padre de las máscaras borucas, Ismael González, muere a los 86 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El artesano Ismael González Lázaro, maestro mascarero del territorio indígena boruca, falleció a los 86 años, luego de una larga batalla contra un padecimiento pulmonar.

Así lo dio a conocer ayer el Ministerio de Cultura.

González –quien recibió el Premio Nacional de Cultura Tradicional en el 2001– fue un personaje clave en la conservación de la tradición boruca de fabricar las máscaras utilizadas en el Juego de los Diablitos.

En esa oportunidad, el jurado le otorgó dicho galardón por “preservar, fortalecer y promover los valores culturales de la población indígena costarricense”.

Las máscaras son confeccionadas a mano, con madera de balsa o cedro, y herramientas como gubias y cuchillos.

Ismael González recibió el Premio Nacional de Cultura Tradicional  en el 2001. También fue carpintero, agricultor y maestro de primaria. | LN
ampliar
Ismael González recibió el Premio Nacional de Cultura Tradicional en el 2001. También fue carpintero, agricultor y maestro de primaria. | LN

González se preocupó por mantener viva la tradición boruca al fundar un taller de artesanos para transmitir su ancestral conocimiento a las nuevas generaciones.

Nacido el 17 de julio de 1928 en Buenos Aires de Puntarenas, González siempre se mostró orgulloso de su raíces borucas y trabajó no solo por preservar su herencia cultural, sino también por hacer de la elaboración de máscaras un medio para generar ingresos a la comunidad.

De formación autodidacta, este artesano –que primero fue carpintero, agricultor y maestro de primaria– innovó al introducir vivos colores a la madera tradicionalmente monocromática de las máscaras.

Dedicó su vida a mantener viva la herencia de sus antepasados ante la influencia de costumbres ajenas a su cultura.

“Antes, entre todos sembrábamos el maíz de alguien. Era muy bonito, una gran fiesta. A los que trabajaban se les daba chicha, tamales y se mataba un cerdo y pollo para darles a todos. La gente podía hacerlo porque tenía de todo eso, no tenía que comprarlo y no se sentía el gasto. Ahora, hacer eso cuesta un platal”, comentó González en una entrevista a La Nación en 1999.

“Don Ismael González fue un ícono en nuestra cultura. Su legado es abundante, y en cada boruca se despierta un compromiso responsable de conservar y fortalecer la herencia que nos deja. La partida duele y conmueve a toda toda una cultura de mayor arraigo en el sur de Costa Rica”, declaró a La Nación Uriel Rojas, promotor cultural de la comunidad Rey Curré.

El cuerpo de González fue velado anoche en su casa, en Boruca. El entierro está previsto para oficiarse hoy a las 10 a. m., en el cementerio local.

  • Comparta este artículo
Vivir

Padre de las máscaras borucas, Ismael González, muere a los 86 años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota