Vivir

Costos de traslados son elevados

Falta de dinero frena repatriación de piezas precolombinas

Actualizado el 07 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Museo Nacional sí recuperó 8 objetos de piedra y cerámica que estaban en Italia

Vivir

Falta de dinero frena repatriación de piezas precolombinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una caja de madera de dos metros de largo, un metro de alto y 50 centímetros de fondo viajó en barco desde Italia hasta a Costa Rica, para traer de regreso ocho piezas precolombinas, que salieron de nuestro país quién sabe cómo.

La caja venía en el contenedor que transportó el menaje de la casa del diplomático costarricense Miguel Ángel Obregón López, quien regresó al país hace tres semanas, después de fungir como consejero en la Embajada de Costa Rica en El Vaticano.

El seguro del transporte (aproximadamente 300 euros) fue una contribución de Francisco Córdoba, artista y promotor cultural tico, quien reside en Italia.

Esta estrategia de colaboración entre el Museo Nacional , el Ministerio de Relaciones Exteriores y personas particulares fue la que permitió repatriar ocho bienes patrimoniales arqueológicos que fueron decomisados en Turín, Italia, en el 2009.

Entre el lote destacan 5 piezas de cerámica policromada, un estilo típico de la región de Guanacaste. Estas piezas fueron elaboradas en el periodo entre el 800 d. C. y el 1.350 d. C. Los colores los obtenían con pigmentos  extraídos de productos naturales como raíces y hojas.  | PABLO MONTIEL
ampliar
Entre el lote destacan 5 piezas de cerámica policromada, un estilo típico de la región de Guanacaste. Estas piezas fueron elaboradas en el periodo entre el 800 d. C. y el 1.350 d. C. Los colores los obtenían con pigmentos extraídos de productos naturales como raíces y hojas. | PABLO MONTIEL

La carencia de recursos para financiar el transporte de las piezas prolongó su repatriación y tiene en espera otras tantas en países como Venezuela, Estados Unidos y Canadá.

Según informó la jefa del Departamento de Protección del Patrimonio Cultural del Museo Nacional, Marlin Calvo, trasladar este lote de piezas desde Italia le hubiera costado al Museo unos 2.500 euros, (más de ¢1,5 millones).

En esta oportunidad, la institución solo desembolsó $140 para los trámites de desalmacenaje de las piezas, impuestos y otros rubros menores.

Acudir a la buena voluntad de diplomáticos y colaboradores o gestionar la cooperación con Gobiernos e instituciones culturales, ha sido la estrategia a la cual el Museo Nacional ha recurrido para traer de regreso objetos arqueológicos costarricenses, que están desperdigados por varios países del mundo.

“Por ejemplo, para el 2014 contábamos solo con un millón de colones para esos fines y ya invertimos ese monto –un poco extendido– para repatriar una esfera de piedra que estaba en una residencia en Miami”, declaró Calvo.

En el año 2010, Obregón ya había traído a Costa Rica –también como parte de su menaje– un lote de 128 piezas entre joyas de jade, jarrones y vasijas de cerámica e imágenes de piedra. Esa vez tampoco había dinero para financiar el proceso y se tuvo que acudir al diplomático.

En casa. Arropados en capas de plástico de burbujas, papel y cartón, ocho artefactos fabricados en piedra y cerámica cruzaron el Atlántico para llegar al país.

El lote está integrado por tres piezas originarias de la vertiente atlántica y cinco de Guanacaste. Las primeras fueron confeccionadas en el periodo entre el 500 d. C. y 1.000 d. C y son una pequeña vasija de cerámica con la figura de un animal, una escultura de piedra con el aspecto de una mujer con las manos en sus pechos y una escudilla trípode (un recipiente de cerámica con tres patas).

Las piezas de Guanacaste fueron elaboradas entre el 800 d. C. y el 1.350 d. C. y son cinco jarrones de cerámica policromada que tenían usos ceremoniales, pues normalmente se han hallado como parte de las ofrendas funerarias típicas en los enterramientos.

Además de los 8 artefactos precolombinos, el lote incluye tres piezas falsas. “Son artesanías que tratan de imitar las piezas de cerámica policromada de Guanacaste, pero después del peritaje se logró determinar que no eran auténticas”, declaró Calvo.

El Museo planea una exposición para exhibir todas las piezas que han sido recuperadas.

  • Comparta este artículo
Vivir

Falta de dinero frena repatriación de piezas precolombinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota