Vivir

Epicentrode la ciencia

Por su corazón, no abuse de los embutidos

Actualizado el 16 de junio de 2014 a las 12:00 am

Vivir

Por su corazón, no abuse de los embutidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los salamis, jamones, salchichas y demás carnes rojas procesadas, pueden ser muy ricas, pero hay que comerlas con mucha moderación: su consumo podría representar un aumento en su riesgo de padecer insuficiencia cardíaca y de morir por esa condición.

Esa es la conclusión de un estudio sueco que siguió, a lo largo de 12 años, a más de 37.000 hombres entre los 45 y 79 años de edad.

Los científicos del Instituto Karolinska, liderados por Alicja Wolk, querían conocer cuál era el impacto en la salud de los hombres, del alto contenido de sal, nitratos, fosfatos y otros aditivos que contienen los embutidos.

Si bien ya es conocido que el abuso de carnes rojas –aun las no procesadas– no es bueno para la salud cardiovascular, los expertos sospechaban que el consumo de carnes procesadas era incluso más riesgoso para el corazón.

Los resultados de la investigación indican que sus sospechas eran correctas. A lo largo del proceso, de los 37.000 hombres, 2.891 desarrollaron insuficiencia cardíaca y 266 murieron por esa causa.

Según el análisis, cuyas conclusiones se publican en la revista Circulation: Heart Failure , los hombres que comían más carnes rojas procesadas (75 gramos o más al día) tenían un 28% más riesgo de presentar insuficiencia cardiaca que aquellos que comían 25 gramos o menos al día de estos alimentos.

Los científicos también encontraron que aquellos hombres que estaban en el grupo que más comía embutidos, tenían el doble del riesgo de morir por insuficiencia cardiaca, que aquellos otros voluntarios que estaban en el grupo de menos consumo de estas carnes procesadas.

El estudio entonces concluyó que, un consumo diario de 50 gramos de carnes rojas procesadas, puede aumentar en un 8% el riesgo de desarrollar una insuficiencia cardíaca.

Curiosamente, en el caso del consumo de carnes rojas no procesadas, el análisis no halló un aumento de riesgo de insuficiencia cardíaca.

El resultado del estudio es claro: todo hay que hacerlo con moderación, incluso el consumo de embutidos. No está mal disfrutar de esas comidas de vez en cuando, pero, por la salud de su corazón, es mejor que no sean parte de su dieta diaria.

  • Comparta este artículo
Vivir

Por su corazón, no abuse de los embutidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota