Vivir

Primer paciente con trasplante de intestino en Centroamérica

Jeehudy Alfaro, primer trasplantado de intestino en Centroamérica: ‘Me estoy recuperando rápido, la vida me está esperando’

Actualizado el 02 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Jeehudy Alfaro, de 18 años, recibió órgano tras lesiones por heridas en asalto

Estudiante ya come carnes, camina y sube gradas; médicos analizan darlo de alta

Vivir

Jeehudy Alfaro, primer trasplantado de intestino en Centroamérica: ‘Me estoy recuperando rápido, la vida me está esperando’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Jeehudy Alfaro fue el primer centroamericano en recibir un trasplante de intestino, una de las cirugías más complejas, pues es un órgano muy grande y las posibilidades de sangrado son muchas porque deben unirse todas las venas y las arterias para que la sangre fluya por el sistema digestivo. | LUIS NAVARRO

Un asalto para robar su celular terminó con heridas en el hígado, el bazo y el páncreas, pero el más afectado fue el intestino delgado; su única esperanza: un trasplante de intestino, algo que no se había realizado en Centroamérica.

Cuando llegó al Hospital Calderón Guardia para dicha intervención, ya llevaba tres cirugías en el San Juan de Dios. “Los doctores me daban por perdido”, expresó.

“Hubo mucha ciencia, pero también pienso que fue un milagro; hubo intervención divina”, describió Mario Sánchez, coordinador de trasplante de órganos abdominales del Calderón Guardia.

Hoy, 45 días después, Jeehudy Alfaro, de 18 años y vecino de Alajuelita, ya come pollo, pescado y otros alimentos, camina, sube y baja escaleras y está en el hospital a la espera de bajar posibilidades de infecciones y recibir la educación necesaria para su nueva vida.

En su cama, ubicada en una sala aislada, el joven habló con La Nación sobre su recuperación y sus proyectos.

Ese día tuvo varios exámenes y eso lo debilita, pero su sonrisa y el brillo en los ojos hablan de su esperanza. De aquel incidente que lo llevó a esa cama no dice mucho; el proceso judicial no lo permite, y, además, prefiere hablar del futuro.

“Me siento animado, más al saber que ya pronto voy a salir del hospital; cuándo, no sé, pero sí sé que pronto”, manifestó el joven.

“Lo que no sé es qué es lo primero que voy a hacer cuando vuelva a mi casa, seguramente cuidarme; es mucha la gente que me espera. Mis papás, mis abuelos, hermanos, mi novia, mis amigos y la familia de mi novia”, añadió.

La recuperación no será sencilla, pero marcha a buen paso. Sánchez explicó que en el intestino hay muchas células inmunitarias, por lo que deben tomarse más inmunosupresores (fármacos que evitan rechazo del nuevo órgano).

“Las defensas detectan el nuevo órgano como ajeno al cuerpo y lo rechazan como parte del mecanismo de defensa, por lo que deben tomarse medicamentos para evitar el rechazo. Claro, esto también significa que el sistema inmunitario va a estar más bajo que en una persona promedio y deba cuidarse más de un resfrío”, aclaró el especialista.

PUBLICIDAD

Jeehudy lo sabe, pero sus deseos de seguir adelante son mayores.

“Quiero volver al colegio; mis compañeros me esperan para que les ayude con Matemáticas (ríe)”, dijo este alumno de Electrónica del Colegio Roberto Gamboa, en Desamparados.

Aunque curse la carrera técnica de Electrónica, quiere graduarse en Enseñanza de las Matemáticas. “Las matemáticas son una pasión; me gusta ayudar a la gente, que no les tengan miedo, que sepan poner atención y que las vean hasta como un juego. Es lo que quiero hacer siempre”, concluyó el joven.

  • Comparta este artículo
Vivir

Jeehudy Alfaro, primer trasplantado de intestino en Centroamérica: ‘Me estoy recuperando rápido, la vida me está esperando’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota