Vivir

El objetivo de la nueva clínica es dar tratamiento y mejorar calidad de vida de afectados

Hospital San Juan de Dios estrena modelo de atención temprana para pacientes con artritis

Actualizado el 22 de septiembre de 2017 a las 12:50 pm

Enfermedad se caracteriza por dolor e hinchazón en las articulaciones

Reumatólogos harán jornadas de detección en la zona sur; primera visita será a Golfito

Vivir

Hospital San Juan de Dios estrena modelo de atención temprana para pacientes con artritis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
María de los Angeles Mora, de 58 años, asistió este jueves a su primera cita en la Clínica de Artritis del Hospital San Juan de Dios. Esta vecina de Poás de Aserrí tiene seis años con dolores. (Alejandro Gamboa)

La artritis reumatoide es una enfermedad difícil de sobrellevar: constantes dolores e hinchazón en las articulaciones son parte del pan diario de quienes la sufren. Y, si no se detecta a tiempo, este padecimiento puede impactar otros órganos, como los pulmones y, por lo tanto, diezmar la calidad de vida.

Romelia Picado experimentó las secuelas de este mal durante varios meses.

"Todo comenzó con dolores muy fuertes en la articulación del hombro. Al principio se me aliviaban con pastillas y más tarde con inyecciones. Después, nada me los quitaba, ya no podía ni bajar el brazo porque no aguantaba. En la madrugada era peor, sentía que se me quebraban las piernas, era muy feo", comentó esta vecina de Guachipelín de Escazú.

LEA: Artritis no es solo una enfermedad de 'viejos'

La medicina sí tiene soluciones para cuadros como este. Entre más pronto se descubra la enfermedad, más fácil es tratarla. Con esto en mente, el Hospital San Juan de Dios creó la Clínica de Artritis, un servicio en el que tres médicos reumatólogos buscan dar mayor calidad de vida y mejor tratamiento a los asegurados.

"Habíamos visto un aumento en los casos. En el país no hay datos estadísticos como para confirmar cómo es este aumento, pero nosotros sí lo percibíamos a nivel de la consulta. Anteriormente, el servicio que se le daba a los pacientes no era el adecuado, se les diagnosticaba y se les volvía a ver hasta un año después, a veces el medicamento no funcionaba y no nos dábamos cuenta si no hasta la cita de seguimiento ", comentó Alexis Méndez, coordinador de la clínica.

Con el nuevo modelo de atención, todo es diferente. "Ahora tenemos un control más personalizado. Si se tienen sospechas de artritis se refieren a nuestra clínica y a las personas se les da una cita en un plazo de dos o tres semanas. Después de eso, el seguimiento se hace una vez al mes. Así podemos ver cómo evoluciona la enfermedad, cómo se siente el paciente y si el medicamento está funcionando".

¿Cómo trabaja este servicio?

En esta clínica los especialistas cuentan con un ultrasonido de pequeñas articulaciones para detectar la enfermedad desde sus primeras etapas.

A todos los pacientes se les hace esa prueba, además de un examen clínico, una entrevista y exámenes de laboratorio. En esa misma primera cita se puede dar el diagnóstico.

La clínica comenzó a funcionar en diciembre pasado. A la fecha ya se han visto 200 personas, de las cuales entre un 30% y un 40% fueron diagnosticadas con artritis. De momento, se da seguimiento a 57 pacientes cuya edad promedio es de 50 años y de los cuales el 80% son mujeres.

Esta clínica pretende dar mejor seguimiento y detección temprana a las personas con artritis. Las citas son una vez al mes y no cada seis meses, como ocurre regularmente. (Alejandro Gamboa)

Jeimy Solórzano, una de las beneficiadas con la clínica, resalta las ventajas de este tipo de servicio. "El tratamiento es muy personalizado, le explican muy bien a uno qué le van a hacer. La atención es muy buena. He percibido mejorías. Ya no me siento ni tan cansada, ni tan adolorida", expresó esta mujer.

Por su parte, Picado, de 77 años, agregó: "Yo me siento como chiquilla de 15, ya volví a hacer las labores de la casa, hasta tortillas me pongo a cocinar, algo que ya había dejado de hacer por los dolores".

La clínica funciona todos los jueves, pero los últimos de cada mes también llega un dermatólogo a atender posibles problemas de la piel, algo común en pacientes artríticos.

TAMBIÉN: Artritis reumatoide ataca a dos mujeres por cada hombre

Expansión

Eduardo Avilés, jefe del servicio de Reumatología del Hospital San Juan de Dios, indicó que este es el primer hospital en tener este modelo y que se trabaja con las clínicas periféricas del área de atracción del hospital para que les envíen pacientes.

"Si este servicio pudiera darse en los otros hospitales nacionales sería más fácil llegar a personas de todo el país", aseveró el especialista.

Para acercar este servicio a gente de zonas alejadas, el personal de la clínica realizará giras; la primera será este fin de semana en Golfito.

ADEMÁS: Artritis afecta por igual a adultos y a jóvenes

"Las giras son de viernes a domingo. El viernes se le da una charla a los médicos sobre signos que deben ver para referir a los pacientes al servicio, y el sábado y el domingo se ven pacientes para descartar que tengan esta enfermedad", explicó Natalia Campos, reumatóloga de la clínica.

Raquel Jiménez, también especialista en reumatología, aseguró que la artritis tiene varios factores de riesgo, uno de ellos es la genética (algo que no podemos controlar), pero el tabaquismo y la mala higiene bucal también suben las posibilidades de este mal. Evitar estas prácticas ayudaría a prevenir este problema de salud.

Del archivo: Practicar ejercicios de tai-chi reduce dolor provocado por artritis

  • Comparta este artículo
Vivir

Hospital San Juan de Dios estrena modelo de atención temprana para pacientes con artritis

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota