Vivir

Procedimiento pionero en Hospital Calderón Guardia

Especialistas ticos reimplantan mano que fue amputada de forma violenta

Actualizado el 06 de julio de 2015 a las 12:00 pm

Hombre perdió mano completa en agresión en Nicoya, fue trasladado vía aérea de emergencia.

Procedimiento duró nueve horas e incluyó microcirugía de huesos, venas, arterias, nervios y piel de extremidad amputada.

Vivir

Especialistas ticos reimplantan mano que fue amputada de forma violenta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Las autoridades del Hospital dieron a conocer esta mañana los detalles del procedimiento. (Graciela Solís )

San José

Especialistas en microcirugía ortopédica y cirugía reconstructiva del hospital Calderón Guardia lograron reimplantar la mano de un salvadoreño, residente en Guanacaste, quien perdió esa extremidad de forma violenta en Nicoya.

Según el reporte médico, la mano fue amputada de manera violenta a nivel de la muñeca durante una agresión.

El paciente, de 40 años, fue llevado al servicio de emergencia del hospital Enrique Baltodano en Nicoya. La persona que lo trasladó también llevó la mano, lo que facilitó la atención.

Inmediatamente se coordinó con el Hospital Calderón Guardia, donde hay especialistas en microcirugía de extremidades superiores.

Al paciente se le lavaron las heridas, se le dieron antibióticos y lo trasladaron vía aérea al hospital Calderón Guardia.

Por su parte, la mano fue preservada y llevada en una nevera en el mismo vuelo.

"Se hizo un muy buen manejo de la situación, en menos de 20 minutos la persona estaba en el hospital de Nicoya e inmediatamente se trasladó vía aérea. En cuestión de cuatro horas estaba en el Calderón Guardia y la buena preservación que le dieron a la mano permitió eso", comentó Pablo Solís, cirujano reconstructivo que participó del procedimiento.

Una vez en sala de operaciones, se utilizó un microscopio especial, que magnifica hasta 40 veces el tamaño del área por operar.

Este equipo era necesario, pues debe suturarse venas y arterias con hilos más delgados que un cabello.

Los médicos conectaron primero la parte osea, posteriormente los tendones, los nervios, las venas y las arterias y finalmente la piel.

"Es una cirugía muy compleja. No tengo conocimiento que se haya hecho anteriormente en Costa Rica, para hacer esto se necesitan muchas horas de capacitación. Es necesario que se den las condiciones para que los especialistas aprenden este tipo de técnicas", manifestó Cristhian Castro, ortopedista especialista en microcirugía, quien coordinó el procedimiento.

La operación fue realizada el 1 de julio anterior y el paciente tiene una irrigación sanguínea normal en su extremidad, por lo que puede decirse que la cirugía fue exitosa. Ahora debe comenzar a recuperar sus funciones, para lo cual necesitará apoyo de rehabilitación y terapia física.

  • Comparta este artículo
Vivir

Especialistas ticos reimplantan mano que fue amputada de forma violenta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota