Vivir

143 personas han recibido trasplante de piel o válvula cardíaca

Banco quiere preservar tejido muscular que cubre los huesos

Actualizado el 17 de abril de 2014 a las 12:00 am

Vivir

Banco quiere preservar tejido muscular que cubre los huesos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la actualidad, el Banco de Tejidos almacena piel, válvula cardíaca, tejidos vasculares y hueso. Marlen Herrera es la coordinadora. | ARCHIVO.

El Banco Nacional de Tejidos busca ir más allá de preservar piel, hueso, válvulas cardíacas, membrana amniótica y tejidos vasculares para diferentes tipos de trasplantes.

Su próximo proyecto consiste en almacenar tejido músculo-esquelético (tejido muscular que se adhiere a los huesos) para ayudar con procedimientos que realizan los especialistas en ortopedia.

En otros países, este tipo de depósitos brindan apoyo cuando se deben realizar procedimientos como cirugías de colocación de prótesis o cirugías cuando hay daños considerables en los ligamentos.

Según Marlen Herrera, coordinadora del Banco, apenas están en las primeras conversaciones para desarrollar la iniciativa.

“La principal limitante es el presupuesto, pues ya tenemos más espacio para trabajar y almacenar estos tejidos, pero necesitamos el presupuesto. Aún no hemos determinado de cuánto será”, señaló.

Éxito. Aunque se ubica en el Hospital Nacional de Niños, el Banco Nacional de Tejidos da servicios a todo el país y a pacientes de toda edad.

Fue inaugurado en junio del 2010 y desde entonces 143 personas han sido beneficiadas con un trasplante de piel (84, de esos 69 niños y 15 adultos), válvulas cardíacas (51) o membrana amniótica (ocho).

Estos trasplantes fueron posibles gracias a la donación de 76 familias que accedieron a donar piel y válvulas cardíacas de un familiar fallecido, y a mujeres que donaron la membrana amniótica luego de que su bebé naciera.

Carlos Siri, jefe de la Unidad de Quemados del Hospital Nacional de Niños, explicó que la piel trasplantada tarda hasta 20 días en generar rechazo, pero en esos días la piel comienza a regenerarse y podrían hacerse autoinjertos en las zonas que aún están dañadas.

“Si no se hiciera el trasplante, tendríamos problemas serios de infecciones desde el sexto día”, manifestó el especialista.

Hasta hoy, se han usado 53.000 centímetros cúbicos de tejido.

En el caso de la membrana amniótica, esta se utiliza en los pacientes con quemaduras en la cara, donde la piel es mucho más sensible. La ventaja de la membrana es su riqueza en nutrientes.

Las válvulas cardíacas, por su parte, ayudan a que personas con problemas de circulación o del corazón, lleven una vida normal.

  • Comparta este artículo
Vivir

Banco quiere preservar tejido muscular que cubre los huesos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota