Vivir

Programa con indigentes

Personas indigentes de la zona roja capitalina recibieron amor y salud por San Valentín

Actualizado el 15 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Voluntarios dieron ayer ropa y comida, más atención para las mascotas

Vivir

Personas indigentes de la zona roja capitalina recibieron amor y salud por San Valentín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Angie Leitón llegó con la pequeña Sue, de un par de meses de edad, para pesarla y seguir con su control médico. | EYLEEN VARGAS

Dueños de comercios y quioscos decididos a vender hasta el último de sus productos en el Día de San Valentín tal vez no se enteraron de lo que pasó ayer en la zona roja de San José.

En un lote baldío en medio de los ranchos y casas cercanos al Museo de los Niños, varios indigentes y sus mascotas recibieron la atención, el amor y el cariño que extrañan durante las solitarias y frías noches josefinas.

Amigos de la Calle, un grupo de voluntarios que trabaja en esta y otras áreas similares, se apropió por unas horas de esa esquina para repartir “Amor y salud en la zona roja”, como se denominó la actividad.

Sus integrantes se unieron a docentes y estudiantes de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional (UNA).

Ellos castraron, desparasitaron y dieron atención médica a los animales que llevaron sus dueños al sitio.

Entre las primeras en llegar estuvo Evelyn, con su perra Peky, para someterla a una revisión. Ellas viven en un cuarto pequeñito entre los predios cercanos.

“Yo la tengo desde que era chiquitica. Es una inquieta; un día se me soltó y viera qué susto, casi me la atropellan”, contó Evelyn mientras su Peky correteaba a su alrededor. Francisco San Lee, coordinador de Amigos de la Calle, explicó que gracias al trabajo que por años han hecho con las personas indigentes, ahora pueden atender a sus mascotas sin que exista desconfianza o temor de que los vayan a separar.

“Muchos de los perros que uno ve en la calle en realidad sí tienen dueño, y es la misma persona indigente. Nuestra intención es darle los cuidados que ellos no les pueden brindar, pero ellos sí reciben cariño y atención de sus dueños”, comentó San Lee.

El veterinario Mauricio Jiménez atendió a perros como Peky, quien no paró de repartir amor.  | EYLEEN VARGAS
ampliar
El veterinario Mauricio Jiménez atendió a perros como Peky, quien no paró de repartir amor. | EYLEEN VARGAS

Amor sin distinción. La jornada de voluntariado también dio pie para que los estudiantes de Veterinaria de la UNA se proyecten a las comunidades en riesgo social.

“Actividades como esta son para hacer un llamado a que no se celebre solo lo comercial del amor, sino también el amor que le debemos a todos nuestros semejantes”, expresó el médico veterinario Mauricio Jiménez.

Además, jóvenes del grupo cristiano El Evangelio Cambia ayudaron a repartir ropa y comida, y a realizar cortes de cabello a quienes lo necesitaran.

También dieron a los asistentes un mensaje de positivismo por medio de canciones y pequeñas obras de teatro.

“Hoy, cuando se celebra San Valentín, ¿qué pasa con las personas que la sociedad hace a un lado? Este es un gancho para mostrarles amor, para que se sientan amados”, dijo José Rodríguez, uno de los integrantes del grupo cristiano.

Actualmente, Amigos de la Calle recibe donaciones de ropa, comida, capas para la lluvia y bolsas plásticas, antes a de época de lluvia.

Si quiere ayudarles a seguir repartiendo amor, puede contactarles a través de su página en la red social Facebook .

  • Comparta este artículo
Vivir

Personas indigentes de la zona roja capitalina recibieron amor y salud por San Valentín

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota