Vivir

Motivación resulta vital al prepararse para ir a las aulas

Actualizado el 14 de enero de 2015 a las 12:00 am

La entrada al kínder o a la escuela debe estar colmada de motivación y libre de dudas

Vivir

Motivación resulta vital al prepararse para ir a las aulas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Lilliam Mena prepara a su hija Emma Ruiz, de cuatro años y medio, para ir al centro materno-infantil. Este es el primer nivel educativo que cursará la menor, por lo cual la preparación debe ser mayor. | GABRIELA TÉLLEZ

Sarah Ruiz va para quinto grado de la escuela y su hermana Emma se prepara para comenzar el nivel materno. Aunque todavía están de vacaciones, las niñas están preparadas para la entrada a clases.

El entrenamiento va más allá de los útiles y los uniformes, se trata de motivarse para enfrentar una nueva etapa de su vida: la educativa.

Cada una de las niñas tiene un casillero para guardar los útiles, un espacio de estudio según la edad y un horario para el momento en el que entren a las aulas. En la medida en que las posibilidades económicas de sus padres lo permitieron, ellas escogieron los útiles.

“Es parte de la motivación, de que ellas se apropien de lo que van a hacer. Las que van a estudiar son ellas, no uno. He visto papás que dejan a los chiquitos con los abuelos para ir solos a comprar los útiles y los uniformes. Así: ¿Qué clase de motivación van a tener?”, comentó Lilliam Mena, madre de Sarah y de Emma.

La psicóloga y educadora Allison Boza opina igual: “El niño debe sentirse involucrado; que sus gustos se le toman en cuenta. Tal vez no se cuente con el dinero para comprar los cuadernos de moda, pero sí existe forma de personalizarlos con algún papel de regalo, una calcomanía o con recortes del periódico”, explicó Boza.

Para Mena, una de las principales claves es hacer las cosas con antelación.

“En la última semana de diciembre, los padres pueden empezar a comprar, incluso, encontrarán mejores precios. Que ellos, los hijos, participen en cada cosa, pero que también sepan lo que le costó a uno”, aseguró esta tibaseña.

Boza coincide en lo valioso de la planificación y asegura que si la entrara a clases no se prepara, se generará mucho estrés, tanto en los padres como en los hijos.

“Por eso, si las cosas se hacen planificadas, de forma que toda la familia tenga vista la mecánica de los días previos y el modo de actuar, cuando entren las clases, será mucho más fácil”, manifestó la especialista.

Por las mañanas. Levantarse temprano y adquirir el ritmo es lo más difícil de la rutina a la que tanto padres como hijos deberán apegarse.

“Ellas se están levantando temprano. Tampoco uno les va a poner algo tan rígido como horarios para estudiar desde ahora, pero sí que por lo menos estén despiertas a esa hora (5:30 a. m.)”, señaló Mena.

Esta madre asegura que hay muchas actividades que favorecen el desarrollo de la mente de los hijos sin que tengan que estudiar en los días previos a la entrada a clases.

Por ejemplo, Sarah, de diez años, disfruta de este tipo de actividades : “Me gusta leer, escribir y pintar. La verdad es que también me gusta mucho la escuela porque es una experiencia que me hace ser mejor”.

Su hermana menor, Emma, de cuatro años y medio, disfruta de toda la motivación que sus padres le inculcan.

“Este es mi bulto, y este mi cuaderno, tiene calcomanías”, mostró la niña.

Para Boza, dichas actitudes son vitales para que los más pequeños se motiven.

“Los adultos que al decir ‘qué pereza que ya entran las clases’ les transmiten energía negativa a los hijos y más estrés, y eso no funciona, lo que deben decirles es que van a disfrutar de una experiencia muy linda”, concluyó.

  • Comparta este artículo
Vivir

Motivación resulta vital al prepararse para ir a las aulas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irene Rodríguez S.

irodriguez@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección Aldea Global. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre salud, periodismo médico y educación. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit.

Ver comentarios
Regresar a la nota