Vivir

La sonda espacial europea Rosetta llega a su cita con un cometa

Actualizado el 02 de agosto de 2014 a las 07:35 pm

A más de 400 millones de kilómetros de la Tierra, la sonda Rosetta llegará a 100 kilómetros de su objetivo, el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Vivir

La sonda espacial europea Rosetta llega a su cita con un cometa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Un cometa es un astro generalmente formado por un núcleo poco denso y una atmósfera luminosa que le precede

Tras una odisea de más de una década y 6.000 millones de kilómetros de recorrido en el espacio, la sonda espacial europea Rosetta llegará el miércoles a su cita con un cometa para investigar el origen de estos enigmáticos cuerpos errantes del Sistema Solar.

El encuentro marcará una etapa clave en el proyecto más ambicioso jamás emprendido por la Agencia Espacial Europea (ESA).

A más de 400 millones de kilómetros de la Tierra, la sonda Rosetta llegará a 100 kilómetros de su objetivo, el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

El encuentro pondrá fin a un periplo iniciado en marzo de 2004, que empezó con la sonda sobrevolando varias veces Marte y la Tierra para tomar impulso utilizando su fuerza gravitacional para ganar velocidad y siguió luego con un período de hibernación que le permitió ahorrar energía.

Tras una serie final de maniobras de frenado, Rosetta estará este miércoles a unos 100 km del cometa, una hazaña de navegación que, si todo sale bien, será el preludio a una exploración científica sin precedentes.

"Se necesitaron más de diez años para llegar hasta allí", explica Sylvain Lodiot, jefe de operaciones espaciales. "Ahora debemos aprender a amarrarnos al cometa y permanecer con él durante los próximos meses", asegura.

Conocer el cometa, Hasta ahora, las misiones de exploración de los cometas han sino muy escasas y se han limitado a sobrevolarlos.

El 11 de noviembre próximo, Rosetta se aproximará a unos pocos kilómetros del cometa, antes de hacer descender a su superficie un robot de laboratorio del tamaño de una heladera, Philae.

Sobre la superficie, Philae realizará durante unos seis meses experimentos sobre la química y la textura del cometa.

Una vez que Philae concluya su trabajo, Rosetta acompañará a "C-G" en su periplo alrededor del Sol mientras se aleja en dirección de la órbita de Júpiter.

Pero antes del "aterrizaje" de noviembre, los operadores de Rosetta tendrán sin embargo una montaña de trabajo por delante.

Las primeras semanas, la tarea será ir conociendo al cometa, con órbitas alargadas a su alrededor y el escaneo de su superficie.

La sonda deberá evitar los cristales de hielo y el polvo que rodean las capas más superficiales del cometa a medida que se acerca al Sol. Luego, deberá buscar un sitio adecuado para el aterrizaje de Philae.

 

  • Comparta este artículo
Vivir

La sonda espacial europea Rosetta llega a su cita con un cometa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota