| Entrevista

‘No se puede innovar si no se entrena para ello’

Para Luis Stein, Latinoamérica tiene una ventaja enorme. Es una región terriblemente creativa, por eso asegura que ese potencial para la innovación debe impulsarse por medio de políticas públicas, educación y emprendedurismo. De estos y otros temas conversó el experto con La Nación . Stein visitó el país para participar en un foro de predicciones en áreas como tecnología, telecomunicaciones y medios.

Luis Stein presidente, Asociación Gremial de Empresas Chilenas Desarrolladoras de Software

 ALBERT MARÍN
ALBERT MARÍN ampliar

Últimas noticias

Luis Stein está convencido de que la innovación está en las cosas comunes; es inherente al ser humano y parte de algo indispensable: la creatividad.

Este experto que se ha dedicado los últimos 30 años al desarrollo de tecnologías e innovación, conversó con La Nación sobre las oportunidades que tiene la región para innovar y sobresalir a nivel mundial. Stein participó esta semana en la conferencia y foro Pronósticos sobre tecnología, medios y telecomunicaciones para Costa Rica .

La actividad en la que se presentó el experto fue organizada por la Cámara de Tecnologías de la Información (Camtic), la Fundación Omar Dengo y Deloitte.

¿La innovación es propia de las tecnologías de información?

La innovación no es una cosa propia de las tecnologías de la información y comunicación (TIC); básicamente, se refiere a encontrar una forma distinta de hacer las cosas que agregue valor. No hay innovación sin creatividad. Lo que nos diferencia de los otros animales es que somos creativos; lamentablemente, nos sacan la creatividad (en el sistema educativo) y esa es la habilidad número uno que piden las empresas cuando quieren contratar a un recurso humano: que sea creativo.

¿Qué se puede hacer para fomentar la innovación?

Hay que pensar en eso; hay que ver cómo actuamos. Todos somos capaces de innovar; simplemente, hay que crear el hábito y hay que practicarlo. Uno no hace una maratón el primer día que sale a correr. No podemos pretender innovar si no nos entrenamos para ello. Es muy difícil hacer innovación y mejorar si no medimos lo que estamos haciendo.

¿Existe un parentesco entre tecnología e innovación?

Yo vengo trabajando hace años en temas de tecnología e innovación, pero este concepto que me dio Ray Kurzweil, uno de los gurús de la inteligencia artificial hizo que fuera absolutamente obvia la relación entre los dos. Cualquier ciencia que se convierte en tecnología de la información, deja de avanzar en forma lineal y comienza a avanzar de forma exponencial.

”La medicina a partir de la genética dejó de ser una ciencia tradicional y se convirtió en tecnología de la información. La predicción –y si a alguien le creo en predicciones locas es a Kurzweil– es que, dentro de 15 años, la esperanza de vida aumentará un año por año. Si te pones a pensar, esa implicación para el mundo es muy impresionante. La tecnología es la que hace innovadoras las otras cosas”.

¿Por qué se le debe prestar atención a ese parentesco entre tecnología e innovación?

Es superimportante que lo entendamos, y que también lo entiendan los que hacen políticas públicas. Es un habilitador de desarrollo. ¿Quiero que el país se desarrolle? Entonces voy a invertir en las TIC para que puedan andar bien las otras industrias.

¿Tiene la región más ventajas o desventajas en el campo de la innovación?

Tenemos una ventaja enorme: somos una región terriblemente creativa. Tenemos una región maravillosa e increíblemente sana en términos geopolíticos y los únicos que no lo vemos bien somos nosotros. En este momento, Costa Rica está entrando en la Alianza del Pacífico (como decir la Unión Europea sin unidad monetaria); yo creo que ese el vehículo a través del cual la región va a empezar a trabajar en equipo y nos vamos a convertir en una de las economías más relevantes del mundo.

¿Cómo se puede impulsar la innovación en Latinoamérica?

A través de políticas públicas, de educación. Todo el tema también está unido al emprendimiento, la idea es que empecemos a preparar gente capaz de participar sola (emprendedores).

¿Siempre hay espacio para la innovación, aunque no sea en temas tecnológicos?

Hay nichos y grandes mercados en todos lados. Las empresas en tecnología son más fáciles de manejar, pues las barreras de entrada son menores. Un niño puede hacer una aplicación, venderla y ya tiene una empresa. Esa es la gracia de este cambio de “mano de obra” a “mente de obra”. Si yo hago un producto y te lo vendo, me quedé sin el producto, mientras que si yo pienso una idea, y con ella genero valor, te la vendo, pero me la quedé. Es decir, se duplica el valor del producto.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: ‘No se puede innovar si no se entrena para ello’