Vivir

Entrevista

‘La mayoría de nosotros no creía que fuera a durar 10 años’

Actualizado el 29 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Tras 12 años con los rovers en Marte, Scott Lever es jefe de misión, coordina el equipo de planificación estratégica y colabora en la planificación diaria del robot. El ingeniero informático, asociado al Laboratorio de Propulsión de Chorro de la NASA desde 1984, habló del Spirit, ahora inactivo, y de los preparativos para que Opportunity sobreviva el invierno marciano, que tendrá su peor momento en febrero de 2014.

Scott Lever Jefe de misión de Opportunity

Vivir

‘La mayoría de nosotros no creía que fuera a durar 10 años’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Scott Lever es jefe de misión del robot que explora Marte, Opportunity. (NASA)

Cuando Scott Lever fue asignado al proyecto de de los robots Spirit y Opportunity, el ingeniero informático jamás pensó que pasaría 12 años con los exploradores marcianos. Ahora es jefe de misión y habló con La Nación del funcionamiento del robot.

En un robot con fines científicos pero manejado por ingenieros, ¿cómo se encuentra un punto medio entre ambos equipos?

Bueno, yo vengo desde la perspectiva de ingeniería, y el equipo de planificación estratégica tiene científicos a bordo. Ellos nos dan información sobre dónde quieren ir en el largo plazo, y nosotros nos encargamos de llevarlos allí de la manera más segura. En el equipo táctico, planificamos entre uno y tres días marcianos a la vez. Entonces trabajamos con el equipo científico durante todo el día.

”Ha habido otras misiones, en las que ha habido tensiones entre ciencia e ingeniería, pero no en esta. Este es un grupo increíble, con una fantástica colaboración”.

Para un robot que estaba diseñado para durar tres meses, el Opportunity ha durado mucho. ¿Cuánto más lo tendremos?

La mayoría de nosotros no creía que el robot fuera a durar 10 años, con desafíos como el invierno marciano o las tormentas de arena. Nadie soñaba con que tardara tanto. Cuando acepté trabajar, pensé que esto se iba a extender uno o, máximo, dos años porque debía lidiar con el polvo y el frío, pero estamos ya cerca de que cumpla su primera década de vida. A veces nos detenemos a pensar: ¿Está esto pasando realmente? Es una locura. Comencé haciendo desarrollo de software y ahora estoy de jefe de misión.

Los últimos meses han tenido descensos de la cantidad de horas-watt en las baterías de Opportunity. ¿Cómo se prepara para el invierno marciano?

Este descenso es por el invierno. Si miras a las horas-watt en los paneles solares, hay una tendencia con un pico en el solsticio de verano, cuando el Sol nos pega más tiempo. Al igual que en la Tierra, Marte tiene una inclinación y temporadas. Creo que nuestro solsticio de invierno es en febrero, pero hemos predicho un mínimo de energía a finales de enero.

PUBLICIDAD

”Como nos estamos acercando, hemos tomado muchas medidas. Por ejemplo, necesitamos orientar nuestros paneles solares hacia el norte, donde estará más tiempo el Sol. Sin embargo, como los paneles no son móviles, lo que debemos hacer es empezar a subir alguna colina que incline ligeramente el robot de modo que nuestros paneles estén dirigidos al Sol, y hacer estudios allí en ese tiempo.

¿Cómo es la comunicación entre la Tierra y Marte para darle órdenes al robot?

Transmitimos a velocidades altas, y la señal arriba entre 5 y 20 minutos más tarde a Marte, dependiendo de la distancia que haya entre ambos planetas. Cuando envia-mos la información de vuelta desde el planeta, nos valemos de las sondas que hay en Marte: el Mars Orbiters y el Oddysey.

Comunicación

"Transmitimos a velocidades altas, y la señal arriba entre 5 y 20 minutos más tarde a Marte, dependiendo de la distancia"

En 2009, la sonda hermana de Opportunity, Spirit, se quedó atascada y ustedes buscaron opciones durante meses. ¿Cómo fue ese tiempo para el equipo?

Fue un tiempo complicado para nosotros porque nos preocupaba mucho que el robot muriera si no lográbamos sacarlo. Nunca habíamos experimentado con temperaturas tan bajas y no sabíamos qué pasaría. Podíamos poner a hibernar todo el sistema de baterías, pero esto podía dañar los componentes. No sabíamos si iba a sobrevivir, y tratamos de sacarla, hasta el último minuto, con lo último de energía solar. Poco a poco empezamos a perder contacto, y era claro que el robot perdía poder.

”Desde entonces no hemos vuelto a escuchar de él, aunque tratamos bastante el siguiente verano”.

En la Tierra, un auto recibe mantenimiento mensual, pero los robots están solos en Marte. ¿Cómo aseguran que trabajen bien?

Ese es un problema obvio: no podemos enviar mecánicos y a veces tenemos problemas con los componentes de los robots. Spirit tuvo el problema de la rueda y debimos ver cómo lo solucionamos.

”En Opportunity, una rueda siguió moviéndose, pero dejó de funcionar la dirección de ese motor, y no hay nada que podamos hacer desde acá. Lo que podemos hacer es cambiar el software .

”Por ejemplo, Opportunity tenía un calentador atascado en la posición de encendido, en su brazo robótico y no pudimos cancelarlo porque era un problema mecánico. Programamos al robot para que de noche desconectara todo menos la batería de emergencia, de modo que este calentador no consumiera toda la batería.

PUBLICIDAD

Entonces, la reparación es básicamente en el software .

Sí, todo lo que podemos hacer es cargar un nuevo software , pero parte de esto puede modificar el hardware . En el caso de la rueda, le dijimos a Opportunity que siguiera usando su rueda, pero que no accionara el motor atascado.

China puso ahora un robot en la Luna, y la NASA tiene dos en Marte. ¿Cuáles son las ventajas de utilizarlos?

Hay una ventaja muy simple: el costo, que es muy inferior. Cuando van humanos, debe llevarse suficientes aire, agua y comida para mantenerlos vivos. Eso significa masa de carga, y transportar masa implica un costo importante de espacio y de combustible para el despegue. Con los robots, podemos tenerlos en el espacio por 10 años, mientras que a los humanos deberíamos traerlos al cabo de unas semanas, y además planear un viaje de regreso. Para un viaje de varias semanas, hay desafíos importantes porque el regreso no es tan fácil desde Marte.

”Muchos de nosotros deseamos ver el día en que pongamos seres humanos en Marte porque somos humanos y nuestra naturaleza es explorar: es parte de nuestro ADN, pero, por ahora, el costo es prohibitivo”.

  • Comparta este artículo
Vivir

‘La mayoría de nosotros no creía que fuera a durar 10 años’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota