Vivir

Publicación en la reista 'Nature'

Un fósil revela detalles de un enigmático gusano de 508 millones de años

Actualizado el 24 de junio de 2015 a las 12:05 pm

Vivir

Un fósil revela detalles de un enigmático gusano de 508 millones de años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Un fósil del Hallucigenia sparsa hallado en Canadá que revela nuevos detalles sobre la cabeza del Hallucigenia, una enigmática criatura similar a los gusanos que vivió hace 508 millones de años (Martin R. Smith para LN)

Londres

Un fósil descubierto en Canadá revela nuevos detalles sobre la cabeza del Hallucigenia, una enigmática criatura similar a los gusanos que vivió hace 508 millones de años y que está emparentada con los modernos insectos, arácnidos y crustáceos, según una investigación que publica hoy la revistaNature.

El Hallucigenia, identificado en 1977 como un organismo individual, tenía varios pares de extremidades y una doble fila de espinas en la espalda, si bien hasta ahora no se conocía cómo era su cabeza.

El hallazgo en Canadá de un nuevo fósil ha permitido al investigador Martin Smith, de la Universidad de Cambridge, y su grupo concluir que la criatura tenía una cabeza pequeña y alargada al final de un fino cuello.

Los científicos han identificado además un par de ojos simples -en contraposición a los compuestos, más evolucionados-, una boca y dientes circulares.

El descubrimiento arroja nueva luz sobre la evolución de los artrópodos modernos, aunque el Hallucigenia no es un ancestro directo de ese grupo, sino un  “ pariente cercano ” , describióSmith.

“El Hallucigenia no dejó ningún descendiente vivo. Es parte de un grupo que se extinguió en el periodo Cámbrico ” , explicó el investigador, que detalló que la criatura es un ejemplar temprano del linaje de los onicóforos, un tipo de gusano con decenas de extremidades.

En el mismo número de la revista Nature, científicos del Museo Nacional de Historia Natural de Washington  (EE.UU.) describen el descubrimiento de un fósil de tortuga primitiva de más de 240 millones de años.

El fósil proporciona nuevas pistas sobre la evolución de las tortugas y el origen de su caparazón, que todavía guarda misterios para la ciencia.El ejemplar fosilizado, de unos 20 centímetros, es un eslabón entre los primeros ancestros de las tortugas y los animales modernos.

La criatura, bautizada como Pappochelys, no tiene caparazón y cuenta con unas anchas costillas y con huesos protectores en el estómago.

  • Comparta este artículo
Vivir

Un fósil revela detalles de un enigmático gusano de 508 millones de años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota