Vivir

Ferias científicas transforman vida de jóvenes

Actualizado el 07 de noviembre de 2013 a las 10:43 am

Mejores habilidades y más oportunidades llegan a los exparticipantes de la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología

Vivir

Ferias científicas transforman vida de jóvenes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Luis Gerardo León asegura que sus habilidades de redacción mejoraron al participar en las ferias científicas. (Juliana Barquero)

A Isaac Araya la ciencia le cambió la vida. Así lo reconoce 14 años después de haber participado y ganado el primer lugar en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología.Cursaba sus estudios en el Colegio Científico de San Carlos y como era tradición entre sus compañeros se decidió a participar. Su proyecto proponía una alternativa para reducir los malos olores en un matadero de la comunidad.“Definitivamente es una experiencia que a uno lo marca. Tuve la oportunidad de ir a ISEF (la Feria de Ciencia e Ingeniería de Intel en Estados Unidos). Muchos de nosotros no habíamos viajado antes, o compartido con 2.000 jóvenes, algo que uno no se imagina que pueda llegar a vivir”, recuerda Araya.Las puertas comenzaron a abrirse de ahí en adelante, su proyecto lo inclinó a enamorarse de la “química pura” y eso fue lo que estudió en la Universidad de Costa Rica, apenas tuvo edad para ingresar.Intel no le perdió rastro, le ofrecieron una beca para estudiar inglés y más tarde un empleo. Hoy ya tiene ocho años de trabajar ahí como Ingeniero en Materiales, con especialidad en Química.Hoy invierte parte de su tiempo en ser voluntario en ferias científicas, y hasta es mentor para estudiantes que participan en este tipo de eventos, pues la experiencia que acumuló la aprovecha para darles consejos.“Cuando uno está estudiando a veces piensa que aprende solo lo que va a usar para trabajar, pero con ferias como estas te das cuenta de que hay que generar conocimiento, pues seguir un proceso estructurado, o inclusive de ingeniería, nos va a permitir ser exitosos en nuestro empleo”, afirmó.A Luis Gerardo León, un joven de 18 años y alumno del Colegio de Bagaces la ciencia y la tecnología lo han ayudado a conocerse a sí mismo y lo que es capaz de hacer. Las oportunidades se le han abierto tanto a él como a su papá, quien siempre ha sido el tutor de sus proyectos, y gracias a eso “consiguió un empleo, pues antes estaba desempleado”, explicó el muchacho.“Descubrí nuevas habilidades y reforcé mis conocimientos, afiné la redacción, los aprendizajes en electrónica, ahora tengo más práctica”.A pesar de su corta de edad, su experiencia en el mundo de las ferias científicas ya es amplia: ganador de ferias regionales, nacionales, participó y ganó en ISEF y este año está de nuevo en la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología.Cada uno de los participantes de este evento, que se realiza desde el 6 y hasta el 8 de noviembre en las instalaciones deportivas de la Universidad de Costa Rica, alimenta un sueño, el de crear soluciones para problemas y aportar a la sociedad.

PUBLICIDAD

Conozca en La Nación en Internet más historias de los participantes de este certamen.

  • Comparta este artículo
Vivir

Ferias científicas transforman vida de jóvenes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Monserrath Vargas L.

movargas@nacion.com

Periodista de ciencia y tecnología

Redactora en la sección de Aldea Global de La Nación. Periodista graduada por la Universidad de Costa Rica. Escribe sobre ciencia y tecnología.

Ver comentarios
Regresar a la nota