Vivir

El ser humano aprendió a lanzar hace 2 millones de años

Actualizado el 27 de junio de 2013 a las 11:33 am

Investigación publicada en la revista Nature

Vivir

El ser humano aprendió a lanzar hace 2 millones de años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva York

Es un gran año para los pitchers. El mejor cerrador en la historia del béisbol, el panameño Mariano Rivera de los Yanquis, se está retirando. El poderoso relevista cubano Aroldis Chapman, de los Rojos de Cincinnati, sigue lanzando pelotas rápidas de más de 160 kilómetros por hora.

Y ahora un equipo de científicos asegura haber dilucidado cuándo fue que nuestros ancestros comenzaron a lanzar por primera vez con precisión y poder, como sólo los humanos pueden hacerlo: hace casi dos millones de años.

Eso es lo que investigadores concluyeron en un estudio publicado en la revistaNature. Hay mucho escepticismo sobre su conclusión. Pero el nuevo análisis señala que esta habilidad para lanzar posiblemente ayudó a nuestro ancestro Homo erectus a cazar, permitiéndole lanzar armas, probablemente rocas y lanzas de madera afiladas.

La capacidad humana para lanzar es única y según un estudio esta habilidad se desarrolló hace dos millones de años
ampliar
La capacidad humana para lanzar es única y según un estudio esta habilidad se desarrolló hace dos millones de años (J. Meric/Getty Images/AFP)

La capacidad humana para lanzar es única. Ni siquiera un chimpancé, nuestro familiar viviente más cercano y una criatura que destaca por su fuerza, puede lanzar tan fuerte como un pequeño jugador de béisbol de apenas 12 años, dice el principal autor del estudio Neil Roach, de la Universidad de George Washington.

Para encontrar cómo los humanos desarrollaron esta habilidad, Roach y otros autores analizaron los movimientos de lanzamiento de 20 jugadores de béisbol universitario. Algunas veces los jugadores usaron prótesis en los brazos para emular la anatomía de los ancestros humanos, para ver cómo los cambios anatómicos afectaban su habilidad para lanzar.

El secreto humano para lanzar, teorizan los investigadores, es que cuando el brazo está en posición de preparación para el lanzamiento, almacena energía estirando los tendones, ligamentos y músculos que cruzan el hombro. Es como jalar una honda. Al liberar esa "energía elástica" el brazo es impulsado como un látigo para hacer el lanzamiento.

Ese truco, a su vez, fue posible por tres cambios anatómicos en la evolución humana que afectaron la cintura, los hombres y los brazos, dijeron los investigadores. Y el Homo erectus, que apareció hace dos millones de años, es el primer ancestro que combina esos tres cambios.

  • Comparta este artículo
Vivir

El ser humano aprendió a lanzar hace 2 millones de años

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota